1000 millones en peligro por el veto de Argelia a Pedro Sánchez

Pedro Sánchez provoca un conflicto con Argelia que puede costar a la economía española 1000 millones.
Pedro Sánchez provoca un conflicto con Argelia que puede costar a la economía española 1000 millones.
Argelia anunció a comienzos del mes de junio una suspensión abrupta del Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación con España establecido en el año 2002.
La medida urgente del país fue una respuesta a la intervención de Pedro Sánchez en el Congreso y su posición con respecto al Sahara Occidental y la relación con Marruecos.

La situación

El Gobierno conocía el riesgo que estrechar la relación con Marruecos traía. No es una novedad desde que España reconoció la soberanía marroquí sobre su excolonia. Sin embargo, trae consecuencias relacionadas con el suministro del gas. Desde Argelia advirtieron que romperían el contrato con el país si se suministra gas argelino a Marruecos.

En tanto a otros productos, según la información provista por la aduana del país, en el 2020 España se situó en el tercer puesto en el ranking de clientes. Como proveedor, España se encuentra quinto detrás de China, Francia, Italia y Alemania.

En el ámbito de combustibles, las importaciones desde Argelia supusieron más del 90 % de las importaciones españolas totales. El número decayó con los años, pero Argelia aún se encuentra entre los mayores suministradores de gas.

Por otro lado, las exportaciones de España a Argelia supusieron menos del 1 % del total, mientras que Argelia es el tercer proveedor africano de España.

Respuesta española

El Gobierno español lamenta, realmente, la decisión y reafirmó su compromiso con el contenido del Tratado. Mantienen, también, que Argelia cumplirá con todos los contratos firmados relacionados con la venta de gas, un recurso clave para el país. 

La relación con Argelia comenzó a deteriorarse cuando en marzo, Pedro Sánchez, remitió una carta al rey de Marruecos en la cual se mostraba a favor de un plan de autonomía para solucionar el conflicto de la región.

Sánchez, según se dice, adoptó la decisión a espaldas de su propio Gobierno y del mismo congreso. El plan implica que se cederá ante la aspiración anexionista de Marruecos sobre el Sáhara dejando de lado las protestas del pueblo. Las resoluciones de las Naciones Unidas habían determinado que la futura organización de la región debería ser planteada mediante un referéndum de autodeterminación.

Desde Argelia han justificado su decisión basándose en que las autoridades españolas se involucraron en una situación que viola las obligaciones legales, morales y políticas de su poder administrativo.

Gas argelino

Argelia es el principal proveedor de gas del país. Para el año 2021, un 42 % del gas licuado utilizado en el sistema proveía de Argelia y, además, se recibieron más de 35 buques metaneros argelinos. 

El Gobierno ha reiterado su disponibilidad para continuar con la relación de cooperación entre ambos países. Sin embargo, la crisis con Argelia ha estado rondando las filas del gobierno hace meses y recién en este momento llegó a manifestarse de esta manera abrupta.

España, por esta razón, decidió reforzar las relaciones con otros países clave en la producción de gas como Catar y Nigeria. Ha aumentado sus visitas para conseguir el gas para satisfacer la demanda local y la falta de oferta internacional que provocó el conflicto en Ucrania. 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS