DEJA CIUDADANOS

El adiós de Ángel Garrido ante la trama de Operación Frankenstein 2.0

Ángel Garrido deja Ciudadanos y abandona la política. (Foto: Twitter/@ÁngelGarrido)
Ángel Garrido deja Ciudadanos y abandona la política. (Foto: Twitter/@ÁngelGarrido)
Trece abandonos en tan solo nueve días. Fugas en el Congreso de los Diputados y fin del grupo en el Senado. El expresidente da la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, decide abandonar Ciudadanos.
Muy posiblemente el detonante de su decisión haya sido el nombramiento de Edmundo Bal como candidato de Ciudadanos a las elecciones del 4 de mayo en la Comunidad de Madrid. Edmundo Bal calumnió e injurió al Partido Popular en una durísima crítica al fallar el vuelco que buscaba Inés Arrimadas en Región de Murcia.



Ya no hay dudas de que Inés Arrimadas busca paradójicamente lo que empieza a denominarse como Operación Frankenstein 2.0. Ciudadanos, si entra en la Asamblea de Madrid, buscará sumarse a un pacto de PSOE, Unidas Podemos y Más Madrid para derrocar a Isabel Díaz Ayuso, vengarse del Partido Popular y neutralizar a Vox.

En este escenario, el expresidente de la Comunidad de Madrid y exconsejero de Transportes, Ángel Garrido, decidió dejar Ciudadanos y abandonar la política. El también exconsejero de Presidencia con Cristina Cifuentes tomó esta decisión un día después de la renuncia de Ignacio Aguado, dejando el liderazgo regional del partido en manos de Edmundo Bal, candidato a las elecciones regionales del 4 de mayo.

En una carta abierta, señaló que "la política ha cambiado" por lo que reconoce su "incapacidad de adaptación a este nuevo escenario", en el que se da la "política de bloques, radicalismo y en buena medida crispación", "el peor escenario que se pueda plantear".

Ingeniero de Minas, ingresó en el PP en 1991, fue concejal en Pinto entre 1995 y 1999, año en que se presentó en el número 28 de la lista de Álvarez del Manzano para el Ayuntamiento de Madrid. Con la llegada de Ana Botella a la alcaldía, se le asignó la presidencia del pleno. Mano derecha de Cristina Cifuentes, fue número dos de la candidatura de ésta para las elecciones autonómicas de 2015, entrando en el Gobierno de la Comunidad de Madrid como consejero de Presidencia y Justicia. Tras la dimisión de Cifuentes, ejerció la presidencia.

Cuando, en 2019, Pablo Casado eligió a Isabel Díaz Ayuso como candidata, se pasó a Ciudadanos. Tras la investidura de Isabel Díaz Ayuso como presidenta, fue nombrado consejero de Transportes del gobierno de coalición entre Partido Popular y Ciudadanos. Junto al resto de consejeros de Ciudadanos, la presidenta lo destituyó el pasado 10 de marzo, cuando convocó elecciones.

En su adiós elogia a Cristina Cifuentes, también a Mariano Rajoy, incluso a Isabel Díaz Ayuso con la que mantuvo una relación muy tensa en el Consejo de Gobierno.

Especialmente dedica unas palabras especiales de cariño a Cristina Cifuentes.

"Mi querida y gran amiga, presidenta de la Comunidad de Madrid, a quien debo la oportunidad de haber tenido los tres años más felices de trabajo en política como su consejero de Presidencia. No conozco persona más inteligente, trabajadora y leal que Cris; fue un auténtico honor trabajar para ella y sigue siendo un honor ser su amigo".

También a Alberto Ruiz-Gallardón, a Esperanza Aguirre, a Pablo Casado a Mariajo Rajoy "que confió en mí para ser el presidente de la Comunidad de Madrid. Bastan cinco minutos de conversación con él, para saber que la capacidad para haber sido un gran presidente de Gobierno era la menor de sus cualidades", e incluso a Isabel Díaz Ayuso con quien ha mantenido una relación política de alta tensión.

"Sé que no han sido dos años fáciles ni para ella ni para mí. Compartir Consejo de Gobierno desde partidos distintos, tras muchos años con la misma militancia, seguramente no hacían especialmente fáciles las cosas, pero sin duda, más allá de esto, me quedo con los muchos años de trabajo, de amistad desinteresada y de ayuda mutua. Seguirá siempre contando con mi cariño y afecto".

Comparte esta noticia

COMENTARIOS