SUDOKU POLÍTICO

Almeida, demasiadas marcas en la escena del centro derecha

José Luis Martínez-Almeida en el programa de Pablo Motos. (Foto: Atresmedia)
José Luis Martínez-Almeida en el programa de Pablo Motos. (Foto: Atresmedia)
En el debate en el Instituto Atlántico, en la Universidad Francisco de Vitoria, quedaron reflejadas las diferencias entre Aznar y Casado. Con su estilo jovial, Almeida subrayó en "El Hormiguero" la complejidad del momento político.
Importantes reflexiones de José María Aznar en el Instituto Atlántico de Gobierno (IAG), en la Universidad Francisco de Vitoria. Un evento en el marco del 25 aniversario de la victoria del Partido Popular (PP) en las elecciones de 1996. El PP llegó por primera vez al Palacio de la Moncloa tras sus pactos con CiU y PNV.

Fue un diálogo sobre Constitución y libertad que mantuvieron José María Aznar y Pablo Casado junto a los economistas Isabel Estapé y Manuel Pizarro, y el historiador Manuel Álvarez Tardío. Quedó patente una relación algo tensa entre Aznar y Casado.

El expresidente del Gobierno hizo hincapié en que se trataba de un acto académico para "reflexionar". "De la historia se sacan muchas lecciones, es la maestra de la vida como se dice y de ello se pueden sacar lecciones positivas y cuestiones a las que hay que prestar mucha atención", apuntó.

Instó al PP a convertirse en un "polo de atracción" y a dar la batalla de las ideas. Convertirse en un "polo de atracción funcionó" pese a que hubo "momentos muy complicados", dijo Aznar señalando que cuando él presidía Castilla y León el CDS de Adolfo Suárez "estuvo a punto de sorpasar a la Alianza Popular de Fraga".

De su victoria en marzo de 1996 ha destacado que sirvió para desmontar dos negaciones: que no existía alternativa al Gobierno del PSOE y tampoco a sus políticas, y que las medidas de corte liberal no eran posibles. “Se había trabajado en unir todo lo que estaba a la derecha de la izquierda, en hacer tarea de oposición y en definir un proyecto muy claro que los españoles conocían y supieron apreciar”, subrayó.

En la noche del martes, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, acudió a El Hormiguero de Pablo Motos en Antena 3 donde sobre la mesa estuvieron las mismas inquietudes. El alcalde contó muchas intimidades con su estillo sencillo, directo y jovial, con un gran sentido del humor, y se refirió a los asuntos candentes del momento político,

Apuntó tres cuestiones interesantes: su enorme respeto a la valía personal de Inés Arrimadas, su relación constructiva con Vox, y su lealtad y aprecio a Pablo Casado.

El alcalde en El Hormiguero

Pablo Motos le preguntó por el cambio de sede del Partido Popular. Con mucha contundencia, aseguró que sí le parece una buena idea. "Entendemos la decepción que puede tener la gente", pero apuntó que "en eso soy muy poco sentimental" poniendo como ejemplo el cambio de sede de su equipo, el Atlético de Madrid, del estadio Vicente Calderón al Wanda Metropolitano.

Pablo Motos indagó sobre si ha tenido problemas a la hora de pactar con Vox. El alcalde de Madrid se remitió a las 81 medidas del pacto de PP y Vox que se ajustan al marco constitucional. A la pregunta de a qué político admira más, su respuesta fue tajante señalando a la presidenta de Ciudadanos. "Creo que lo que Inés Arrimadas hizo en Cataluña es admirable", aseguró sin ninguna duda.

Las dos intervenciones de este martes insisten en el runrún en el Partido Popular. Antes de que acabe esta legislatura y haya nuevas elecciones generales, es urgente y prioritario que se produzca la reagrupación de votantes que comparten una misma sensibilidad. "No puede ser que haya demasiadas marcas en la escena del centro derecha", confesó el alcalde.

Establecer una negociación discreta y generosa entre PP, Ciudadanos y Vox no será fácil. Podría ser con las mismas siglas que el PP o el sello de una nueva formación. Se habla incluso del término de Unión Liberal.

Tejer ese acuerdo quizás solo lo podría hacer una persona como el alcalde de Madrid. La impresión política y económica es la de que el final de esta legislatura se puede acelerar. Estas sensaciones están activando la idea de unificación, puentes de diálogo y formulación de una única fuerza de tres sensibilidades que desearían una misma marca.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS