SECRETARIA DE ESTADO

Antony Blinken, el objetivo de situar a Europa como aliado preferente

Misiones claves desde el primer momento para Antony Blinken. (Foto: CBS)
Misiones claves desde el primer momento para Antony Blinken. (Foto: CBS)
Nacido en Nueva York, de 58 años, se formó en su infancia y juventud en París. Estrecho colaborador de Biden. "Tony" se impuso en las quinielas a la exasesora de Seguridad Nacional de la Casa Blanca de Obama, Susan Rice, y el senador demócrata Chris Coons.


Misiones urgentes e inmediatas:

1. Acercar posiciones con la Unión Europea-

2. Vigilar el creciente peso geopolítico de la China de Xi Jinping.

3. Reintegrar a Estados Unidos en el Acuerdo de París.

4. Rehacer la relación política y económica con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

5. Abordar un nuevo acuerdo nuclear con Irán.



Antony Blinken será el nuevo secretario de Estado en la Administración de Joe Biden, una elección de enorme importancia por su solidez, formación europea y enorme sensibilidad a las tensiones de los países de Centroamérica.

Blinken, de 58 años y que suele usar su apodo de Tony, es uno de los asesores más estrechos de Biden. Ejerció como número dos del Departamento de Estado durante los dos últimos años de la presidencia de Barack Obama, entre 2015 y 2017.

Blinken, que habla un francés fluido y toca la guitarra en sus ratos libres, tendrá la misión de acercar de nuevo a Estados Unidos a sus aliados y foros multilaterales. Si es confirmado por el Senado, Blinken tendrá en sus manos la gestión de los planes de Biden de volver a integrar a Estados Unidos en el Acuerdo de París contra el cambio climático, rehacer el acuerdo nuclear con Irán y selar la paz con la Organización Mundial de la Salud (OMS).



Blinken cree en la acogida de Estados Unidos a refugiados, y hace unos meses dijo que, si Biden llegaba al poder, buscaría aumentar la ayuda a Guatemala, Honduras y El Salvador para afrontar las causas de raíz que generan la inmigración ilegal hacia el norte.

Con respecto a Europa, Blinken cree que Estados Unidos debe reconocer a la Unión  como un aliado "al que acudir como primer recurso, no como el último, a la hora de afrontar retos", dijo en una charla en julio en el centro de estudios Instituto Hudson.

También tratará de cambiar la dinámica en la competición de Estados Unidos con China sin abandonar esa pugna, al promover iniciativas multilaterales en materia de comercio, inversiones en tecnología y derechos humanos en lugar de presionar a naciones para que elijan entre los dos países, según el Times.

Blinken lleva casi dos décadas asesorando a Biden, primero como ayudante principal cuando el ahora presidente electo estaba en el Comité de Exteriores del Senado y después como su asesor de seguridad nacional una vez que llegó a la vicepresidencia (2009-2017).

En ese cargo, Blinken ayudó a desarrollar la respuesta estadounidense a la inestabilidad en Oriente Medio durante la Primavera Árabe que arrancó en 2011, con resultados desiguales en Egipto, Irak, Siria y Libia, según el Times.

El diplomático, que es judío y familiar de un superviviente del Holocausto, ha reconocido que el futuro Gobierno de Biden podrá dedicar menos recursos a Oriente Medio que los de anteriores Administraciones, dado el trabajo pendiente en otras áreas.
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS