SITUACIÓN INSOSTENIBLE

El apoyo de Pablo Iglesias a la ola de disturbios abre crisis en el Consejo de Ministros

Hay más policías heridos que detenidos, subrayó el alcalde de Madrid. (Foto: Telemadrid)
Hay más policías heridos que detenidos, subrayó el alcalde de Madrid. (Foto: Telemadrid)
El vicepresidente Pablo Iglesias, a través de Pablo Echenique, ha alentado desde el Gobierno la violencia y la revuelta en las calles para apoyar al rapero Hasél. Un escenario de choque abierto entre PSOE y Podemos.
Es un escenario de choque abierto entre PSOE y Podemos. Los socios de Gobierno  tienen posturas alejadas sobre la no discriminación y el aborto. La tensión se ha elevado al máximo tras la negativa de Podemos a apoyar la llamada ley Zerolo.



En este escenario además se ha producido el apoyo abierto de Podemos a la guerrilla urbana comenzada en Barcelona, extendida a Madrid y a otras ciudades. Pablo Iglesias ha buscado convertir el caso Hasél en un nuevo 15-M de violencia en las calles buscando un levantamiento contra el régimen de 1978 (la Constitución y la Corona).

Pablo Echenique, el lugarteniente de Pablo Iglesias en Podemos y portavoz de su partido en el Congreso de los Diputados, afirmó en un tuit el pleno apoyo a la oleada de violencia callejera desatada en Madrid y Barcelona y en otras ciudades de España.



"Todo mi apoyo a los jóvenes antifascistas que están pidiendo justicia y libertad de expresión en las calles. Ayer en Barcelona, hoy en la Puerta del Sol", el tuit de Pablo Echenique.

Pablo Echenique lo hizo con el consentimiento del vicepresidente Pablo Iglesias, líder de Podemos. Jaume Asens ha registrado por su parte en el Congreso de los Diputados una petición urgente de indulto al rapero -encarcelado por decisión judicial- con declaraciones añadidas en contra de la Monarquía y la democracia española, en línea con los recientes ataques de Pablo Iglesias a España.



El respaldo del vicepresidente segundo Pablo Iglesias a la violencia, los disturbios y la lucha en la calle de unidades de extrema izquierda, anticapitalistas y antisistema -formados y preparados para la guerrilla urbana- muestra que la actual situación del Gobierno de coalición de PSOE y Podemos es insostenible. La tensión en el Consejo de Ministros llegó a su cota más alta.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS