TORMENTA INÉDITA

Biden declara la emergencia nacional en Texas ante el alud de nieve

La Guardia Nacional despliega tropas en Texas donde Biden ha declarado la emergencia. (Foto: ABCnews)
La Guardia Nacional despliega tropas en Texas donde Biden ha declarado la emergencia. (Foto: ABCnews)
Filomena en España, La Bestia del Este en Alemania y el Gigante blanco en Rusia. Estados Unidos vive ahora una tormenta de nieve sin precedentes que abarca a gran parte de Estados Unidos.


Situación inédita y sin precedentes en Estados Unidos ante una ola de nieve y hielo realmente histórica con situaciones críticas en algunos zonas como Texas, literalmente sepultado por la nieve.

El Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos (NWS) emitió una alerta por una tormenta de nieve sin precedentes y al alza que afecta a más de 150 millones de estadounidenses. Afecta especialmente a la zona este y la zona sur del país con alertas de  más de 60 centímetros de nieve.

La tormenta ha causado ya intensas nevadas, heladas, temperaturas bajo cero y a millones de hogares sin suministro eléctrico, según informó la radio pública estadounidense NPR. "Esta impresionante arremetida de tiempo invernal es la combinación de potentes altas presiones del Ártico con temperaturas heladas y una tormenta con oleadas de precipitaciones que van de costa a costa", el análisis y la alerta emitida el Servicio NWS.

Mínimas de entre -20 y -10 grados centígrados. En general, las temperaturas estarán entre 25 y 45 grados por debajo de lo normal y alerta por viento en gran parte de la región.

"Esta caída polar prolongada de las temperaturas romperá cientos de récords de temperaturas mínimas de febrero e incluso amenaza a mínimos históricos de temperatura", ha apuntado el Servicio NWS.

Las mínimas podrían ser similares a las de las históricas heladas de febrero de 1899 y 1905. En Kansas City se ha informado de -35ºC, el mínimo histórico desde 1989. También se han registrado mínimos en ciudades como Dallas, San Antonio o Austin, en Texas.

En Alabama, Oregón, Oklahoma, Kansas, Kentucky, Misisipi y Texas se han declarado situaciones de emergencia y hay cortes eléctricos en Oregón, Virginia, Luisiana, Arkansas, Misisipi, Kentucky, Virginia Occidental y Carolina del Norte. Texas es uno de los estados más afectados, con unos 2,7 millones de clientes sin suministro.

Precisamente en Texas, la Guardia Nacional ha desplegado tropas para ayudar a transportar a los adultos mayores a los refugios, después de un corte de electricidad que ha afectado a casi tres millones de personas.

El gobernador del segundo estado más grande de Estados Unidos, Greg Abbott, informó que las tropas movilizadas ayudarán a las agencias gubernamentales locales a trasladar a las personas a los 135 refugios contra el frío que se han establecido a lo largo del territorio.

Ante esta situación, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, declaró el estado de emergencia en Texas, lo que permite la ayuda de asistencia federal para ayudar a los equipos locales y estatales.

Esta declaración autoriza al Departamento de Seguridad Nacional, en concreto a la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA), a coordinar todos los esfuerzos de socorro en caso de desastre. Además, las medidas de protección de emergencia para la atención y el refugio masivos y la asistencia federal directa se proporcionarán con un 75 por ciento de financiación federal.

Las condiciones meteorológicas extremas también han obligado al sector del petróleo a parar las instalaciones, lo que ha provocado que más de 3 millones de barriles diarios de capacidad de procesamiento de petróleo han quedado inactivos a raíz del frío récord, según la consultora Energy Aspects.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS