ROL DECISIVO DEL EJÉRCITO

Casado agradeció la inmediata ayuda de Margarita Robles a la llamada de Almeida

Margarita Robles quiso agradecer personalmente el enorme esfuerzo a soldados y oficiales. (Foto: UME)
Margarita Robles quiso agradecer personalmente el enorme esfuerzo a soldados y oficiales. (Foto: UME)
Margarita Robles, ministra de Defensa, no dudó ante la llamada de auxilio de José Luis Martínez-Almeida para activar la mayor operación del Ejército en tiempos de paz para salvar Madrid y evitar el caos y la muerte de quienes quedaron atrapados por Filomena.
En plena tercera ola de la pandemia del coronavirus, que desconcierta y supera a la coalición social-comunista de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, llegó el tsunami de nieve Filomena sobre Madrid.

José Luis Martínez-Almeida había preparado con su equipo la Operación Nevada. Sabía que seria crítico el viernes 8 de enero por la predicción exacta de la AEMET. Estaba confirmada una nevada de 10 o 15 centímetros. En los dias anteriores se había distribuido sal, pevistos los equipos y preparados todos los dispositivos. Había quedado suspendido el tráfico de vehñiculos pesados sobre Madrid.



Pero el viernes 8 a las 14.00, el temporal daba las primeras indicaciones de peligrosidad, Nevaba copiosamente sobre Madrid. El frío era cada vez mayor y la situaciñon comenzaba a ser preocupante.

El alcalde, en sus reflexiones posteriores, ha apuntado que se debe analizar en profundidad todo lo sucedido con ambiente autocrítico. El tráfico pesado había quedado suspendido desde días antes para no entorpecer el tráfico en las grandes carreteras que rodean Madrid. Pero qozás a las 15.00 de la tarde se debió emitir en cadena nacional, en todos los canales de televisión, un mensaje de máxima alerta para Madrid capital y la Comunidad de Madrid con cierre a las 16.00 horas de todos los comercios y evacuación total.



Debió activarse la opción de volver a sus casas a través del Metro de Madrid solamente o quedarse excepcionalmente en los centros de trabajo o en zonas especiales, Se pudo emitir un mensaje de máxima alerta y suspensión de los autobuses de la EMT. Queda abierto el estudio de procedimientos para cerrar de inmediato, en caso de nuevas crisis como la de Filomena, los accesos a la M40 y a la M30.



A medida que avanzaba la tarde, el alcalde vio que quedaban desbordados todos los efectivos de Emergencias y de que había una situación de máximo peligro. Llamó de inmediato a la ministra de Defesa, Margarita Robles, y pidió auxilio inmediato para salvar Madrid.



El alcalde y la mnistra han trabajado y siguen haciéndolo codo con codo. El alcalde pidió de inmediato ayuda  a la presidenta de la Comunidad deMadrid para que el Metro de Madrid no se cerrara y hubiera máxima coordinación ante una situación de extrema gravedad en Madrid capital.

En el balance general, el ala socialdemócrtata del Gobierno ha sentido orgullo de Margarita Robles. También en el PSOE no sanchista su figura se agiganta. La crisis mostró de nuevo la fragilidad política del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska y de los ministros de Podemos, incluido el propio vicepresidente segundo, Pablo Iglesias.



Enormes celos y profudo disgusto de Fernando Grande-Marlaska, irritado con Margarita Robles por desplegar el Ejército (la UME, Unidad Militar de Emergencia) sin pasar por Interior. El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, elogió por su parte la gestión, entrega y profesionalidad de Margarita Robles.

"Ante las catástrofes tenemos que estar todos unidos. En la unidad de acción no hay colores políticos. Todos han dado lo mejor de sí mismos, y también la Administración General del Estado. Lo voy a ejemplificar en el Ejército y la ministra de Defensa, con la que nuestros compañeros de partido han coordinado los esfuerzos de la UME para retirar la nieve de los puntos críticos como accesos a hospitales y grandes vías", detalló Pablo Casado.

En las lecciones estratégicas, el tsunami de nieve Filomena ha dado la razón de nuevo a Cuca Gamarra quien inste  en que se mejore la relación personal y política de Pablo Casado con el presidente del Gobierno. Y de que el PP, como partido de centro derecha, debe apoyar con decisión unas políticas de centro izquierda como mejor respuesta a los radicalismos y populismos tanto de ultraderecha como de ultraizquierda.

Para Pablo Casado ha sido especialmente una satisfacción personal comprobar como se ha agigantado la figura del alcalde de Madrid en una gravísima crisis que de nuevo le está poniendo a pruea y obligando a sacar lo mejor de su enorme capacidad de gestión y decisión.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS