CAOS AÉREO

China moviliza tropas ante la Revolución negra en Hong Kong

El aeropuerto de Hong Kong, un campo de batalla. (Foto: CNN)
El aeropuerto de Hong Kong, un campo de batalla. (Foto: CNN)
Columnas de blindados en Shenzhen, a menos de 30 kilómetros. Unidades militarizadas de la Policía reprimen con gas mostaza las protestas en el aeropuerto. Segundo día de vuelos cancelados.
El aeropuerto de Hong Kong canceló sus vuelos por segundo día consecutivo. Asambleas y protestas de la Revolución negra contra Carrie Lam, la Jefa Ejecutiva de Hong Kong.



Todo empezó cuando un hongkonés asesinó a su novia en Taiwán y regresó a Hong Kong para escapar de la justicia. A instancias de los padres de la víctima, Carrie Lam impulsó una ley de extradición a varios países que fue considerada por los sectores críticos como abrir la posibilidad de extraditar a individuos a la República Popular China y una amenaza contra el principio de un país, dos sistemas fijado en 1997.

Desde entonces, la Revolución negra se ha extendido a sectores muy diferentes de la ex colonia británica. Vestidos de negro, color símbolo del movimiento prodemocracia, los manifestantes han convertido el aeropuerto de Hong Kong en el nuevo escenario para impulsar sus protestas bajo el llamamiento de “Lévantate Hong Kong, levántate por la libertad”.

Carrie Lam ha denunciado que las protestas han comenzado a mostrar “brotes de terrorismo”. Para analistas se podría estar preparando una intervención armada de Pekín. El aeropuerto internacional de la ciudad vive paralizado por segundo día convertido en un campo de batalla.

 Ante esta situación, la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos aseguró que hay evidencias de medidas antidisturbios que contradicen las normas internacionales. "Se ha visto a agentes lanzando gas lacrimógeno directamente a manifestantes, sobre muchedumbres y zonas cerradas, con graves riesgos de provocar heridos o muertos”, dijo el portavoz de la oficina, Rupert Colville.

El índice Hang Seng de Hong Kong está en su nivel más bajo desde el 4 de enero. El territorio gobernado por Pekín afronta su crisis más grave en décadas. Sitúa al líder chino Xi Jinping ante uno de sus mayores desafíos desde que llegó al poder en 2012. La compañía aérea de bandera hongkonesa, Cathay Pacific, se enfrenta una grave crisis. Sus acciones cayeron a su nivel más bajo en 10 años.

En la ciudad se está viviendo un clima de gran tensión al publicarse videos que muestran el despliegue de convoyes militares y transporte de tropas hacia Shenzhen, una localidad china ubicada a pocos kilómetros de Hong Kong.

Según el Global Times, los movimientos de los vehículos apuntarían a un ejercicio a gran escala, similar al realizado días atrás como ensayo de maniobras represivas. Se está avanzando hacia un clima de grave choque.

El gobierno de Xi Jinping ha advertido que "quien juega con fuego muere quemado", afirmando que una "minoría minúscula" es un "grave desafío a la prosperidad y la estabilidad de Hong Kong". La Revolución negra exige por su parte la renuncia de Carrie Lam y que su sucesor sea electo por sufragio universal directo, y no designado por Pekín. 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS