ESCENARIO DE NERVIOS

Choque de Karen Longaric y Margarita Robles en una tensa Bolivia

Bolivia atacó directamente a España tras un confuso incidente en la Embajada de México en La Paz. El ministerio de Exteriores anunció una investigación interna. Nuevo foco de crisis para Margarita Robles.
Bolivia acusó a España de atropellos a su soberanía por los sucesos no totalmente explicados ante la sede de la Embajada de México donde están asilados colaboradores directos de Evo Morales.



La encargada de Negocios, Cristina Borreguero, y el cónsul, Álvaro Fernández, acudieron a un encuentro en la residencia de la embajadora de México en Bolivia, María Teresa Mercado. Lo hicieron protegidos por policias españoles, miembros de los GEO (Grupo Especial de Operaciones, la unidad de élite de la Policía Nacional de España). Pero hubo un forcejeo con policías bolivianos desplegados en torno a la residencia de la embajadora en el sur de La Paz. En Madrid, el ministerio de Exteriores anunció una investigación.

En Bolivia, donde hay un clima de tensión, se aseguró ques e intentó  sacar a Juan Ramón Quintana, ex ministro de Evo Morales acusado de terrorismo. El Gobierno de Jeanine Áñez, ante la presencia de los GEO -encapuchados para evitar ser identificados- apuntó a una operación "clandestina" de México y España para trasladar a Juan Ramón Quintana a la frontera con Argentina.

"Bolivia denuncia abuso de privilegios", afirmó la ministra de Exteriores, Karen Longaric, en una declaración contra Margarita Robles.

"Hoy viernes (27), personas que han sido identificadas como funcionarios de la Embajada de España en Bolivia, acompañadas por encapuchados, intentaron ingresar de forma subrepticia y clandestina en la residencia diplomática de México en La Paz. La policía boliviana, cumpliendo con su misión de proteger la residencia de la embajadora, frenó el ingreso de los vehículos a las instalaciones, toda vez que la presencia de los encapuchados representaba una potencial amenaza", afirmó Karen Longaric.

El incidente añade más tensión al deterioro de las relaciones de Bolivia con el México de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y la Argentina de Alberto Fernández.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS