CATALUÑA, UNA GRAN INCÓGNITA

COVID-19, indignación y frustración, y miedo al futuro inmediato

Salvador Illa, dispuesto a gobernar si gana las elecciones. (Foto: PSC)
Salvador Illa, dispuesto a gobernar si gana las elecciones. (Foto: PSC)
Crecen las incógnitas sobre las elecciones autonómicas en Cataluña del 14 de febrero. Pueden abrir un giro positivo y un vuelco político optimista o precipitar la actual legislatura al caos y al derrumbe del Gobierno social comunista de Pedro Sánchez.
Lo primero, gran atención del Rey Felipe VI a la campaña electoral en Cataluña ante la última semana que se abre y las complejas circunstancias en las que se celebran estos comicios. Atención especial a estos comicios de la Comisión Europea y el Banco Central Europeo donde se sigue al minuto la difícil situación en España y en Italia.



Para analistas políticos independientes y compañías de sondeos, marketing político y encuestas, una abstención del 30% -factor que se podría producir- supondría un vuelco abierto a todo tipo de sorpresas no registradas en los sondeos. Una abstención masiva favorecería a Esquerra Republicana (partidaria de la amnistia inmediata y no indulto, la liberación plena de Oriol Junqueras y la celebración de un referéndum sobre la independencia de Cataluña de España).



Atención tambien al escenario posible en Cataluña. Vox, la extrema derecha, y la CUP (Candidatura de Unidad Popular) -partido antisistema y anticapitalista, de extrema izquierda y anarquista- podrian recibir muchos votos de jóvenes indignados que quieren mostrar su castigo a la gestión política irresponsable, la cadena de errores ante la COVID-19, y el escenario de egos. rencillas y venganzas entre personalismos.

El Parlamento de Cataluña

Las elecciones de 2017

En la actualidad, la distribución de escaños en el Parlamento de Cataluña es la siguiente (mayoría absoluta, 68 escaños):

Primera fuerza. Ciudadanos (partido de centro, liberal y laico), 36 escaños.

Segunda fuerza. JXCat (Junts) (partido de derecha secesionista y euroescéptica, la agrupación electoral promovida y liderada desde Bruselas  por Carles Puigdemont, el actual expresidente prófugo de la Generalitat), 34 escaños.

Tercera fuerza. Esquerra Republicana (ERC) (partido republicano secesionista) (la formación liderada por Oriol Junqueras, actualmente en libertad para participar en la campaña electoral), 32 escaños.

Cuarta fuerza. PSC (PSOE.PSC) (partido socialdemócrata, izquierda), 17 escaños.

Quinta fuerza. CeCP (Catalunya en Comú-Podem) (CatComú-Podem​, CeC-P​ o CECP​) (Cataluña en Común-Podemos). Conocidos como los Comunes, una coalición populista apoyada por Ada Colau que se presentó a las elecciones al Parlamento de Cataluña de 2017, formada por Catalunya en Comú, Podem, Barcelona en Comú, Esquerra Unida i Alternativa (hasta su ruptura con IU en 2019)​ e Iniciativa Catalunya Verds (hasta su disolución en 2019),​ estando apoyada también por Equo Catalunya.​ La candidatura fue liderada por Xavier Domènech8 escaños,

Sexta fuerza. Partido Popular de Cataluña (PPC)
. Centro derecha, 4 escaños.

Séptima fuerza. (CUP) (Candidatura de Unidad Popular) (Formación antisistema, anticapitalista y anarquista), 4 escaños.

Las elecciones de 2021

Antes de la última semana de la campaña, dos encuestas del CIS, el CEO catalán y diversos sondeos, como el de GESTOP para El Periódico, han reflejado un escenario de sensibles cambios:

Primera fuerza. PSC, 34-35 escaños.

Segunda fuerza. ERC, 32-33 escaños.

Tercera fuerza. JXCat (Junts), 29-30 escaños.

Cuarta fuerza. Ciudadanos, 12-13 escaños.

Quinta fuerza. CUP, 7-8 escaños.

Sexta fuerza. CeCP, 6-7 escaños.

Séptima fuerza. PPC, 6-7 escaños.

Octava fuerza. Vox (Irrumpiría por primera vez en el Parlamento de Cataluña el partido de extrema derecha que lidera Santiago Abascal), 5-6 escaños.

Atención a estos siete factores políticos y estratégicos:

1. La irrupción de Salvador Illa como candidato ha disparado las expectativas del PSC y podría disputarle la victoria al independentismo. Salvador Illa ha subrayado desde el primer momento dos cuestiones: quiere ganar para gobernar y no apoya ni apoyará la independencia de Cataluña de España. Busca atraer a todo el voto catalanista pactista no independentista.

2. El PSC logra con Salvador Illa mayor cantidad de votantes de los que retenía Miquel Iceta. Obtiene a la vez más electores de todas las formaciones limítrofes. Los más perjudicados serían los Comunes. El PSC se haría con uno de cada cuatro votantes de Ciudadanos y una décima parte de simpatizantes del Partido Popular de Cataluña.

Inés Arrimadas ha tenido dos grandes errores. El primero, por la decisión de renunciar a formar gobierno pese a ganar (decisión impuesta por Albert Rivera y anunciada en la misma noche de confirmarse su histórico triunfo). Inés Arrimadas no debió permitirlo. A la vez no ha buscado rebajar la tensión y construir puentes y buscar áreas de entendimiento.

GESOP estableció de dónde vienen los votos para Salvador Illa: 71% PSC, 28,8% CeCP, 23% Ciudadanos, 21,1% de los abstencionistas en 2017, 11.7% PP y 9,1% del voto independentista en 2017.

3. Salvador Illa es el candidato más valorado y preferido para presidir la Generalitat (si gana, juraría su cargo con lealtad y respeto a la Constitución y la Corona).

4. Se tiene que comprender en el resto de España, y esto es muy importante, que amnistía no es lo mismo que indulto. La opinión pública en Cataluña de forma mayoritaria apoya los indultos. Son necesarios. Sería un gesto de generosidad e inteligencia. El 72% de los catalanes están a favor de indultar a los presos del procés. Es un sentimiento transversal más allá de tendencias ideológicas. Apoyado por votantes no independentistas e independentistas. Salvador Illa apoyaría esa decisión que estará al final en la mesa del Consejo de Ministros.

5. Estos comicios son elecciones autonómicas en Cataluña. No un plebiscito sobre la gestión del gobierno social comunista de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Pero la pandemia de la COVID-19 ha exacerbado las tensiones y creado angustia, miedo y desesperación por el futuro económico inmediato. Es una incógnita el peso final que tendrá la pandemia.

6. Si Ciudadanos se desploma más de lo que indican las encuestas, el liderazgo de Inés Arrimadas quedará en entredicho.

7. Si Vox supera al PP, podría ser el comienzo del fin de la etapa de Pablo Casado como líder del partido de centro derecha.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS