ESTADO CRÍTICO

Escalada de tensión en Hong Kong con disparos a bocajarro

Un herido de gravedad en las protestas de Hong Kong. (Foto: @GenPenaloza)
Un herido de gravedad en las protestas de Hong Kong. (Foto: @GenPenaloza)
Las marchas han sido pacíficas en su mayoría, pero en algunos puntos de la ciudad han derivado en encontronazos entre radicales y agentes con motivo de la celebración del 70 aniversario de la República Popular China.
Continúa la tensión en Hong Kong. Al menos 15 personas resultaron heridas, una de ellas de gravedad, en los enfrentamientos entre manifestantes violentos y agentes antidisturbios.

El herido de gravedad, tras ser alcanzado en la parte superior izquierda del pecho por una bala supuestamente disparada por la Policía, comenzó tratamiento en el hospital Princess Margaret de Hong Kong, pero será trasladado al Hospital Queen Elizabeth, el centro con cirugía cardiotorácica más cercano.



El diario local South China Morning Post indicó que la familia del herido de gravedad (identificado como Tsang Chi-kin) llegó al centro hospitalario junto a abogados que han ofrecido asesoría legal tanto a él como a sus familiares.

Según un amigo del herido citado por el rotativo, el paciente es estudiante de quinto grado, al que, en el sistema educativo hongkonés, solo pueden acceder alumnos de al menos 16 años. 

Una fuente policial anónima citada por South China Morning Post confirmó que los agentes dispararon varias veces al aire en el distrito de Tsuen Wan, y que uno de los tiros alcanzó a un hombre. Asimismo, confirmó que hasta el momento se han producido 30 detenciones en la isla de Hong Kong. 

Dos horas después de que empezara en Pekín el mayor desfile militar de su historia para celebrar la efeméride por todo lo alto, los manifestantes salieron en masa a la calle para conmemorar lo que llamaron “un día de luto”.

Las marchas fueron pacíficas en su mayoría, pero en algunos puntos de la ciudad derivaron en encontronazos entre radicales y agentes, que recurrieron, una vez más, al gas lacrimógeno y al espray pimienta.

Por el lado de los manifestantes violentos, algunos vandalizaron mobiliario urbano, hicieron hogueras, lanzaron cócteles molotov y, en algunos casos, prendieron fuego a banderas de China.

Las protestas, que se convirtieron en masivas en junio a raíz de una polémica propuesta de ley de extradición, se han sucedido durante más de 100 días en la región administrativa especial y han mutado hasta convertirse en un movimiento que busca una mejora de los mecanismos democráticos que la rigen y una oposición al autoritarismo de Pekín. 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS