GRUPO NAVAL

Estados Unidos reta a Maduro con un portaaviones nuclear frente a Florida

Estados Unidos coloca un portaaviones nuclear y otros seis barcos frente a Florida. (Foto: @UberCitizen)
Estados Unidos coloca un portaaviones nuclear y otros seis barcos frente a Florida. (Foto: @UberCitizen)
El gobierno de Estados Unidos colocó un portaaviones nuclear y otros seis barcos en el Océano Atlántico, en medio de la crisis política que vive Venezuela.
La marina de Estados Unidos desplegó en las costas de Florida un Grupo de Ataque con Portaaviones (CSG) en medio de la crisis política en Venezuela, país dividido entre el gobierno del régimen de Nicolás Maduro y el opositor Juan Guaidó.

Así, una flota compuesta por portaaviones USS Abrahm Lincoln (CVN-72), un crucero misilístico y cuatro destructores, además de una fragata de la marina española invitada a participar, inició el 25 de enero los ejercicios COMPTUEX, destinados a poner a punto a la formación previamente a un despliegue militar.

 "Los GSG tienen capacidades multiplataforma para operar donde sea y cuando sea requerido. Además de poseer la flexibilidad y sustentabilidad para pelear guerras de gran escala y asegurar la libertad de los mares, los CSG son símbolos visibles y poderosos del compromiso de Estados Unidos hacia sus aliados, socios y amigos", señaló un comunicado enviado por la marina de Estados Unidos. 

 Aunque su ubicación actual y el destino de su despliegue se desconocen, algunos especialistas aseguran que su ubicación podría estar en algún punto del Atlántico frente a las costas del estado de Florida.

 Las naves y aviones participaban del Ejercicio de Entrenamiento Compuesto COMPTUEX, que busca integrar a diferentes unidades en un mismo grupo y certificar su aptitud para iniciar un despliegue. El proceso puede durar cerca de un mes, y fue iniciado en este caso el 25 de enero. En los últimos días se reportó que el grupo había ensayado un cruce de estrechos, maniobra necesaria para ingresar al Mar Caribe.

Este despliegue no ha hecho nada más que hacer crecer la tensión ya existente entre Estados Unidos y Venezuela. Este último en plena crisis tras la proclamación del líder opositor Juan Guaidó como presidente interino por la Asamblea Nacional.

En este contexto, Maduro, quien fue reelecto presidente 2018 en una cuestionadas elecciones marcadas por la represión a los opositores, acusaciones de fraude y una muy escasa participación, rechazó la designación de Guaidó y se aferra al poder. Dicha situación ha provocado un caos internacional y cierta división en la comunidad. Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea y la mayor parte de América Latina reconocieron a Guaidó como presidente del país.  

Comparte esta noticia

COMENTARIOS