LA MUERTE DE FLOYD

Hincar la rodilla, el gesto que se extendió de protesta y de pedir perdón

El gesto del comandante del Departamento de Policía de Los Ángeles, Cory Palka. (Foto: Fox News)
El gesto del comandante del Departamento de Policía de Los Ángeles, Cory Palka. (Foto: Fox News)
Del comandante del Departamento de Policía de Los Ángeles, Cory Palka, rodilla en tierra con manifestantes que protestaban contra la violencia racial, al primer ministro de Canada, Justin Trudeau.
El gesto surgió en la pretemporada 2016 de la liga de fútbol americano (NFL). Fue la reacción del quaterback de los San Francisco 49ers, Colin Kaepernick.



En su momento, la iniciativa dividió a los Estados Unidos. Kaepernick hincó la rodilla derecha en el suelo durante la interpretación del himno de Estados Unidos. En otros partidos lo hizo acompañado de sus compañeros.

Protestó así, de manera inédita, contra la opresión de "la gente negra y la gente de color" en Estados Unidos. "No voy a levantarme y a mostrar mi orgullo por la bandera que oprime a la gente negra y a la gente de color", sentenció Kaepernick. Su gesto tozudo y decidido le supuso el final de su carrera deportiva a los 29 años.



Hoy ese gesto ha cobrado todo su sentido y trascendencia ante el brutal asesinato en Mineapolis de un ciudadano negro, George Floyd. Detenido en la calle por la denuncia de una cajera de que pudo pagar con un billete falso de 20 dólares, el policía Derek Chauvinque también hincó su rodilla en el cuello de la víctima hasta asfixiarlo y matarlo en plena calle, de forma salvaje e inhumana.



Hoy el gesto de Colin Kaepernick recupera toda su trascendencia y se convierte en icónico. Rodilla en tierra contra un racismo que ya es inaceptable en Estados Unidos y contra la violencia policial. Rodilla en tierra desde el comandante del Departamento de Policía de Los Ángeles hasta el primer ministro de Canadá. Un gesto de protesta pero también de pedir perdón por la actuación del policía de Mineapolis.



Washington vivió el sábado por la tarde la mayor marcha contra el racismo desde la muerte de George Floyd. Hastío y hartazgo contra la brutalidad policial con los afroamericanos. A la vez, primeros cambios en las fuerzas de seguridad.

Minneapolis ha prohibido las técnicas de inmovilización. Los Ángeles recortó el presupuesto policial. Ciudades de todo el país debaten la represión de las manifestaciones. De forma elocuente, Washington rebautizó con el lema Black Lives Matter la calle que lleva a la Casa Blanca.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS