ENTRADA VIOLENTA

Inmigrantes y guardias civiles malheridos en el salto masivo en Ceuta

Casi 600 migrantes subsaharianos acceden a Ceuta. (Foto: @FronterasFiltro)
Casi 600 migrantes subsaharianos acceden a Ceuta. (Foto: @FronterasFiltro)
El salto se produjo en la zona fronteriza próxima a la Finca Berrocal, donde existe una mayor facilidad para llegar hasta el perímetro debido a áreas ciegas. Los servicios de acogida están sobrepasados.
Unos 600 inmigrantes subsaharianos han logrado acceder a Ceuta en la mañana de jueves tras un salto masivo a la valla fronteriza que separa Marruecos. El salto se ha producido sobre las 7.00 horas en la zona fronteriza próxima a la Finca Berrocal, donde existe una mayor facilidad para llegar hasta el perímetro debido a áreas ciegas donde las cámaras no llegan a detectar a los inmigrantes.

Durante algo más de una hora, los agentes marroquíes y los guardias civiles intentaron contener el asalto, aunque finalmente unos 600 inmigrantes han logrado entrar en Ceuta.

Más de una decena de agentes de la Guardia Civil presentan heridas de diversa consideración y han sido trasladados al Hospital Universitario de Ceuta. Asimismo, cinco inmigrantes resultaron heridos, según las mismas fuentes, que señalaron la violencia con la que han actuado los subsaharianos.

De los 22 agentes atendidos, cuatro de ellos evacuados al Hospital Universitario de Ceuta. Los agentes sufren  trastornos respiratorios y conjuntivitis tras haber sido rociados con spray caseros y cal viva. Es la primera vez que los inmigrantes usan este tipo de sustancias contra los agentes. 

Fuentes policiales explicaron que los agentes presentan además "golpes, heridas y quemaduras" por el uso por parte de los migrantes de una "violencia inusitada" que ha incluido hasta la utilización de "radiales con baterías" para cortar la malla del doble vallado fronterizo. Esa valla todavía está coronada con alambres con cuchillas (concertinas) que el Ministerio del Interior está estudiando sustituir por elementos defensivos que causen menos daños.

Los subsaharianos que lograron acceder a Ceuta se dispersaron a la carrera y se dirigieron al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), donde ya se había desplazado efectivos de la Cruz Roja para atenderlos.

El salto masivo ha provocado el colapso del servicio de acogida en el Estrecho, que obligó a cientos de personas a dormir al raso o en recintos improvisados tras el continuo flujo de pateras en el sur. 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS