LA SOMBRA DE TIANANMÉN

XI Jinping evalúa movilizar al Ejército para aplastar la protesta de Hong Kong

Masiva presencia de manifestantes en el aeropuerto de la ciudad para explicar lo que sucede. (Foto: @EricCheungwc)
Masiva presencia de manifestantes en el aeropuerto de la ciudad para explicar lo que sucede. (Foto: @EricCheungwc)
Nunca en la historia de esta ex colonia británica, región administrativa especial china desde 1997, se había vivido una situación de riesgo y colapso. ¿Envio de matones, policías disfrazados o intervenir?
Xi Jinping lo medita en Pekín. Enviar tropas sería el gesto grosero y brutal. Avivaría las jornadas dramáticas de Tiananmén y arruinaría los esfuerzos de la nueva proyección mundial de la República Popular China. ¿Matones, policías disfrazados o intervenir?.



En Hong KongCarrie Lam, la máxima autoridad gubernamental de la ciudad, superada y desconcertada. En Pekín se niegan a reconocer que estas protestas son una respuesta a la supresión de las aspiraciones de los habitantes de Hong Kong a la libertad, la democracia y los derechos humanos.

Por décimo fin de semana consecutivo en Hong Kong, miles de manifestantes en un nuevo desafíó contra las prohibiciones de las autoridades locales. Hasta cuatro manifestaciones han tenido lugar en la ciudad a lo largo del fin de semana, entre las que se encuentran una marcha de ancianos, otra de padres e hijos, una nueva sentada en el aeropuerto y una manifestación desautorizada por la Policía que ha sido dispersada con gases lacrimógenos.

El pasado viernes, la líder del Gobierno local, Carrie Lam, había llamado a los ciudadanos a dejar atrás las diferencias y evitar el caos o la violencia para restaurar el orden, al considerar que la situación ha causado graves daños a la economía de este centro financiero. No obstante, los manifestantes siguen acusado al Gobierno de ignorar sus demandas y a la policía de abusar de la fuerza.

Miles de manifestantes en la terminal de llegadas del Aeropuerto Internacional de Hong Kong para entregar folletos y octavillas a los visitantes extranjeros y tratar de concienciarles sobre la crisis hongkonesa. En tarde del sábado, masiva marcha pacífica en el barrio periférico de Tai Po, que había sido prohibida por la Policía.

La peor crisis política vivida en décadas en Hong Kong continúa tras dos meses de protestas que, pese a estar originalmente dirigidas contra un polémico proyecto de ley de extradición, han derivado hacia demandas más amplias sobre los mecanismos democráticos de la ciudad.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS