NUEVA PERCEPCIÓN

Kim Jong-un, un regalo envenenado de Navidad a Donald Trump

En esta Nochebuena, el peor regalo de Navidad para Donald Trump llega sin duda desde Corea del Norte.. (Foto: ABCnews)
En esta Nochebuena, el peor regalo de Navidad para Donald Trump llega sin duda desde Corea del Norte.. (Foto: ABCnews)
Cambio estratégico en Pionyang. La plana mayor de Kim Jong-un cree que se ha debilitado la posición de Donald Trump por lo incierto de su juicio y comicios impredecibles. El peor regalo de Navidad para la Casa Blanca.
En esta Nochebuena, el peor regalo de Navidad para Donald Trump llega sin duda desde Corea del Norte. La plana mayor de Kim Jong-un cree que se ha debilitado la posición de Donald Trump por lo incierto de su juicio y comicios impredecibles. 



Según analistas y expertos de la CNN, en Pionyang se observa un peligroso triunfo de la línea dura ante un Donald Trump débil e inseguro, con un futuro político lleno de incertidumbres. La primera medida de Corea del Norte apuntaría a dejar al costado, en el escenario de diálogo entre presidentes, la cuestión de la desnuclearización. Es decir,  abandonar las negociaciones con Washington para reafirmarse en la consolidación del estatus de Pyongyang como un Estado de armas nucleares.

Los analistas creen que Pyongyang está altamente preocupado por el escenario de que se se pacte un acuerdo con Donald Trump y se incumpla si es derrotado. Es decir, inquieta que se pueda volver a vivir un proceso como el del acuerdo de Barack Obama con Irán. Se incumplió con Donald Trump. Esta medicina amarga podría repetirse.

Si Donald Trump gana un segundo mandato, Corea del Norte podría volver a participar en las conversaciones. Pero regresaría en una posición de fuerza. Aunque China y Rusia quieren que Corea del Norte renuncie a sus armas nucleares y misiles balísticos, su principal prioridad apunta a la estabilidad de la Península de Corea. China y Rusia están a la vez valorando los acontecimientos en Estados Unidos y siguiendo el debate en torno a las posiciones de un Donald Trump cercado por sus rivales pero no derrotado.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS