PATRICIA WULF

Las acusaciones a Plácido Domingo de acoso sexual agitan al mundo de la ópera

Mujeres del mundo de la ópera acusaron a Plácido Domingo de acoso sexual. (Foto: @PD)
Mujeres del mundo de la ópera acusaron a Plácido Domingo de acoso sexual. (Foto: @PD)
Patricia Wulf es la única de las denunciantes que ha querido salir del anonimato. Mujeres del mundo de la ópera han acusado a Plácido Domingo de acoso sexual. El cantante de ópera emitió un comunicado.
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
Ocho cantantes y una bailarina han acusado a Plácido Domingo de acoso sexual. Aseguraron a a la agencia estadounidense AP, Associated Press, que las presionó durante décadas para entablar relaciones sexuales, y si no accedían las castigaba profesionalmente.

Ante la conmoción suscitada en el mundo de la ópera, Plácido Domingo emitió un comunicado con los siguientes énfasis:

1. Las acusaciones de estos individuos no identificados que datan de hasta treinta años atrás son profundamente inquietantes y, tal como se presentan, inexactas.

2. Sin embargo, es doloroso escuchar que puede haber molestado a alguien o haberles hecho sentir incómodos, sin importar cuánto tiempo atrás y a pesar mis mejores intenciones.

3. Creía que todas mis interacciones y relaciones siempre eran bienvenidas y consensuadas.

4.  Las personas que me conocen o que han trabajado conmigo saben que no soy alguien que intencionalmente dañaría, ofendería o avergonzaría a nadie.

5. Reconocemos que las reglas y estándares por los cuales somos, y debemos ser, medidos hoy son muy diferentes de lo que eran en el pasado.

6. Tengo la suerte y el privilegio de haber tenido una carrera de más de 50 años en la ópera y me mantendré en los más altos estándares.

Siete de las denunciantes admitieron a la agencia AP que sienten que sus carreras se vieron negativamente afectadas tras rechazar las propuestas de Plácido Domingo. Todas han querido mantener el anonimato excepto una, Patricia Wulf, una mezzo soprano que cantaba con Plácido Domingo en la Ópera de Wshington. Las otras aseguran que todavía trabajan y que temen represalias, no sólo laborales sino que, también, humillaciones públicas

Comparte esta noticia

COMENTARIOS