LA PESTE MALDITA

Las muertes de Carlos Holmes Trujillo y Julio Roberto Gómez golpean a Colombia

Homenaje nacional en Colombia a la figura de Carlos Holmes Trujillo. (Foto. Efraín Herrera / Presidencia)
Homenaje nacional en Colombia a la figura de Carlos Holmes Trujillo. (Foto. Efraín Herrera / Presidencia)
Falleció el veterano sindicalista Julio Roberto Gómez, presidente de la CGT (Confederación General del Trabajo), de 70 años, reconocida personalidad de la nación y Carlos Holmes Trujillo, ministro de Defensa. Luto nacional y dolor en Colombia.


Especial impacto y dolor en Colombia por la muerte de Carlos Homes Trujillo, ministro de Defensa, de 69 años; y del veterano sindicalista Julio Roberto Gómez, presidente de la CGT (Confederación General del Trabajo), de 70 años. Personlidades reconidas en sus diferentes esferas y competencas.

Especial importancia y trascendencia ha tenido la muerte -ambas por COVID-19, la maldita peste que atenaza a Colombia como sucede en América y Europa- de Carlos Holmes Trujillo. En su agenda poítica figuraba el desafío personal de Casa de Nariño, aspirar a la presidencia de Colombia. Era la figura más importante de la Administración de Iván Duque y el vacío que deja es enorme.



Carlos Holmes Trujillo -miembro de una poderosa saga política- luchó en dos ocasiones como precandidato del Centro Democrático. Ahora se preparaba para dejar la cartera de Defensa para aspirar por tercera vez a la carrera presidencial.

Fue a inicios de enero cuando empezó a encontrarse mal en la ciudad caribeña de Santa Marta. Dio positivo de la COVID-19. Fue trasladado a una clínica de Barranquilla y luego a la UVI del Hospital Militar de Bogotá donde falleció.

Allcalde de Cali, ministro, embajador y alto funcionario en cinco gobiernos de diferentes partidos. Para Iván Duque ha sido un golpe muy duro y doloroso. Carlos Holmes Trujillo era la gran personalidad de su gobierno, el ministro al que con más atención escuchaba.



Iván Duque se dirigió en una declaración muy sentida y cargada de emoción desde Casa de Nariño. Estuvo rodeado de la cúpula policial y militar.

"Tuve el honor de compartir principios e ideales con él, y de luchar juntos por el bienestar de los ciudadanos. Parte de este mundo terrenal en cumplimiento del deber, enfrentando a un enemigo invisible como es esta dolorosa pandemia", dijo emocionado el presidente. Carlos Holmes Trujillo fue primero ministro de Exteriores y más tarde estuvo al frente de la cartera de la Defensa, ministerios claves en el país.

Hay que destacar que además de Carlos Holmes Trujillo, han padecido la COVID-19, la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez y la ministra de Exteriores Claudia Blum. Las dos estuvieron confinadas en sus domicilios y se recuperaron.

Estas muertes suponen un serio mazazo y advertencia para Colombia. Con dos millones de contagios, 51.747 muertos y una segunda, e incluso tercera ola, la pandemia no se frena sólo a base de cuarentenas y toques de queda. Las vacunas son esenciales.  

La muerte de Carlos Holmes Trujillo es especialmente dolorosa porque ha muerto una persona que ha dejado profunda huella de servicio, calidad humana y decencia, 
Holmes Trujillo deja un legado de servicio, calidad humana y ejercicio político marcado por la decencia. Muerte igualmente dolorosa la del reconocido y valeroso referente del movimiento sindical colombiano Julio Roberto Gómez, presidente de la Confederación General de Trabajadores.

Atención a que en la lucha contra la COVID-19, junto a las vacunas, son esenciales el uso de las mascarillas,  el distanciamiento social y el lavado frecuente de manos. Son tareas que deben permanecer como esenciales incluso desoués de la vacunación.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS