ALTA TENSION

Lluvia de misiles de Irán sobre dos bases de Estados Unidos en Irak

Atacadas las bases de Ain Al Asad y Erbil de Estados Unidos en Irak. (Foto: ABCnews)
Atacadas las bases de Ain Al Asad y Erbil de Estados Unidos en Irak. (Foto: ABCnews)
Alta tensión en Oriente Medio. Petróleo al alza y Bolsas a la baja. La inquietud en Asia se trasladó a Europa. Irán lanzó un ataque de misiles contra las bases Ain Al Asad y Erbil de Estados Unidos en Irak.
Alta tensión en Oriente Medio en un escenario de gran inquietud en Asia. Impacto directo en el mercado del petróleo con Bolsas a la baja. Alemania y la OTAN han retirado parte de sus tropas de Irak. Vladimir Putin viajó el martes por sorpresa a Damasco para reunirse con el líder sirio Bachar el Asad y visitar uno de los centros de tropas de Rusia en Siria.



Irán confirmó el lanzamiento de más de una docena de misiles balísticos contra las bases de Ain Al Asad y Erbil en Irak. Lo anunció como represalia por el asesinato del general Qasem Soleimaní. Los Guardianes de la Revolución reivindicaron el ataque que calificaron como el primer paso de la "dura venganza".

La base militar de Ain Al Asad, al oeste de Irak, recibió el impacto de 13 misiles lanzados por Irán. En la base de Erbil se escucharon dos explosiones. Los ataques se saldaron sin víctimas estadounidenses según una primera evaluación.



Tras el bombardeo, el presidente estadounidense, Donald Trump, se reunió en la Casa Blanca con los secretarios de Estado, Mike Pompeo, y de Defensa, Mark Esper, para analizar la situación. Al encuentro se sumó el general Mark Milley, jefe del Estado Mayor Conjunto.

Un portavoz del Pentágono, Jonathan Hoffman, afirmó en un comunicado que todavía no está claro si ha habido víctimas, y precisó que el ataque se interpreta como una represalia de Irán por el asesinato de Soleimaní. "Está claro que estos misiles fueron lanzados desde Irán y dirigidos contra al menos dos bases militares iraquíes", confirmó. En las dos bases permanecen tropas estadounidenses y de la coalición.

La Administración Federal de Aviación (FAA) prohibió que las aerolíneas comerciales de Estados Unidos operen sobre el espacio aéreo de Irak e Irán, y sobre los golfos Pérsico y de Omán. En un comunicado, la agencia federal que regula la aviación civil en Estados Unidos emitió un "aviso a navegantes" (NOTAM) para informar de la restricción.

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, y su esposa Karen visitaron la base atacada de Ain Al Asad el pasado mes de noviembre y sirvieron una comida de Acción de Gracias a unos 150 militares estadounidenses. Allí también acudió Donald Trump, junto a su mujer Melania, en diciembre de 2018 en una visita sorpresa de la que no fueron informadas ni siquiera las autoridades iraquíes "por motivos de seguridad".

El ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, ha dicho que el ataque es una medida proporcionada y que Irán no busca una guerra. "Irán efectuó y concluyó medidas proporcionadas en defensa propia en virtud del artículo 51 de la Carta de la ONU atacando una base desde la que se lanzó un cobarde ataque armado contra nuestros ciudadanos y altos funcionarios", ha señalado también en Twitter.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS