4.032 MUERTOS

Los expertos chinos piden a Conte aplicar con rigor el modelo de Wuhan

Giuseppe Conte, autoridad moral y rigor ante una trágica e inédita tempestad en Italia. (Foto: @PalazzoChigi)
Giuseppe Conte, autoridad moral y rigor ante una trágica e inédita tempestad en Italia. (Foto: @PalazzoChigi)
Italia, el país del mundo más castigado por la pandemia del coronavirus. El vienes 20, 627 fallecidos en 24 horas. Un nuevo balance de 4.032 víctimas. Giuseppe Conte ante una trágica tempestad.
El 39 de enero fueron dos turistas chinos. Pero todo comenzó el viernes 21 de febrero con el primer positivo por coronavirus en un pueblo al sur de Milán

Giuseppe Conte primero decretó el cierre de 10 municipios. En ese momento fueron confinadas 49.000 pesonas, algo no visto en Italia y en Europa. Los gobernadores de Lombardía, Attilio Fontana, y Véneto, Luca Zaia, pensaron entonces que se tomaban medidas desproporcionadas. Hoy han rectificado.



En nuevas medidas, y en base a tres decretos cincelados personalmente por el primer ministro, terminó cerrando todo el país. El error fue la filtración del cierre de Lombardía provocando las fugas al sur.

Poco a poco, Giuseppe Conte se ha convertido en el héroe del momento. El sondeo Ipsos de marzo le ha situado con el 52% de aceptación en la gestión de una crisis que es inédita. “No crean que combatiremos la inundación con fregonas, sino con grandes diques”, una de las frases de sus mensajes a una Italia estremecida y asustada pero confiada en su liderazgo.

Pero atención a los acontecimientos (y es aviso para España). Puede producirse rápida volatilidad si todo empieza ser agotador y tiene un impacto económico devastador.



Ahora las autoridades de las zonas más afectadas comienzan a pedir un endurecimiento de las prohibiciones dictadas por el gobierno. Entre ellos se encuentra el gobernador de LombardíaAttilio Fontana, quien incluso ha pedido la intervención del Ejercito para contener la salida de las personas de sus casas.

Lombardía cuenta con la ayuda de un equipo de expertos chinos que estuvo en primera línea en la lucha contra el coronavirus en la ciudad de Wuhan y la provincia de Hubei, donde en enero 56 millones de personas fueron sometidas a una gigantesca cuarentena.

“El que manejó a Wuhan directamente se asombra de demasiadas personas en las calles, demasiadas personas que usan el transporte público y pocas personas con máscaras", dijo Attilio Fontana en una conferencia de prensa en la que participó el equipo médico llegado desde China. “Su primer consejo es que las medidas no son demasiado estrictas”. aseguró.

“En Wuhan, apenas un mes después del cierre total tuvimos los primeros resultados, los hospitales pudieron tratar a los pacientes con las medidas necesarias y se logró reducir las infecciones”, dijo por su parte el vicepresidente de la Cruz Roja de China, Sun Shuopeng.

Por eso, los expertos chinos pidieron seguir el modelo de esa ciudad, que fue epicentro de la pandemia y logró eliminar los casos de contagio local y reducir drásticamente el número de muertes con una limitación total de las actividades y los desplazamientos. “Todas las actividades económicas deben detenerse, todos deben quedarse en casa, todos deben hacer su contribución”, insistió Shuopeng.

En este escenario, Italia confirmó este viernes 20 la cifra de 627 nuevos fallecidos por el coronavirus registrados en las última 24 horas. Ha llevado el número total de muertos a 4.032, y marca un nuevo récord desde el comienzo de la pandemia, señaló Protección Civil.

Con esos números, Italia cuenta ahora con el 36,6% de todas las muertes en el mundo. El jueves 19, al llegar a los 3.405 muertos, superó a China y se cónvirtió en el país con más víctimas mortales por la pandemia.

Además, se registraron 4.670 contagios nuevos, llevando el número total de casos activos a 37.860 y el total de positivos a 47.021. La mayor parte de los nuevos fallecimientos, 381, han tenido lugar en Lombardía, la región más afectada, que ya tiene 2.549 casos.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS