AMÉRICA LATINA

De Luis Arce a Nicolas Maduro, las cuestiones urgentes para Biden

La kkegada del Rey a Bolivia a la toma de posesión de Luis Arce. (Foto: @CasaReal)
La kkegada del Rey a Bolivia a la toma de posesión de Luis Arce. (Foto: @CasaReal)
¿Ruptura o continuidad en Venezuela? El test de Cuba tras los hitos marcados por Barack Obama. Y la toma de posesión de Luis Arce en Bolivia tras las convulsiones que obligaron a exiliarse a Evo Morales.
El sábado 7 de noviembre a las 12:20 pm (hora dominicana), las principales cadenas de televisión norteamericanas proyectaban que el exvicepresidente (2009-2017) Joe R. Biden había ganado las elecciones después de una larga espera en el escrutinio electoral.

Biden lleva como acompañante a la vicepresidencia a la senadora por California, Kamala Harris, hija de madre originaria de la India y de padre jamaicano. Biden aseguró en la recta final los votos del colegio electoral de Pensilvania, estado clave que le dio el triunfo para lograr 273 votos sobrepasando el requisito de 270 colegios electorales sobre el presidente Donald Trump, y quien ha dicho recurrirá a recursos legales de impugnación. 

El triunfo del experimentado político, quien además se desempeñó como presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, significaría un viraje estratégico en la política exterior como sería un enfoque más pragmático hacia China.

El principal reto interno de Biden es enfrentar la COVID-19 que se ha cobrado más de 237.000 vidas, designando una comisión especial de 12 personas.

De acuerdo, al expresidente Juan Manuel Santos de Colombia y el exsecretario general de la OEA, José Miguel Insulza, ambos coinciden que América Latina y el Caribe se beneficiarán con Biden en la Casa Blanca. Santos dijo que el nuevo presidente conoce bien la región porque ha viajado muchas veces a los países de América Latina. El presidente Ivan Duque de Colombia fue el primer dirigente latinoamericano en felicitar a Biden.

Colombia es un estrecho aliado de los intereses norteamericanos en la región. En su agenda de política exterior regional se pronostica una reconfirmación del T-MEC con México y Canadá, un regreso a la política Obama con Cuba y una esperanza de un levantamiento del bloqueo económico-financiero que tiene la isla desde 1962.

En el "vecindario" se espera un cambio significativo en el trato con Puerto Rico. Con Venezuela y Nicaragua, trataría de buscar (un bajadero) a una solución compartida con el estado petrolero de Venezuela y presionar por vía diplomática a Nicaragua para atenuar el enfrentamiento con la oposición política convocando a elecciones libres en dicho país centroamericano.

En el Cono Sur, Estados Unidos cuenta con varios aliados tradicionales que son Chile, Paraguay y Uruguay. Argentina, Ecuador y Brasil han tenido en los últimos duelos electorales gobiernos variopintos que se han distanciado de Washington, pero que ahora soplan vientos más favorables en la mayoría de ellos para los intereses norteamericanos en la región.

La larga experiencia de Biden al frente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado le otorgan un aval sin problemas para lidiar con países que han tenido distanciamiento coyunturales políticos con Washington. Una oveja que hay que atender ahora es el regreso del MAS (Izquierda) al poder en Bolivia con Luis Arce como presidente del país andino.
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS