SESGO IDEOLÓGICO

Luis Medina, comisiones millonarias en el peor momento de la pandemia

Luis Medina no está preocupado tras su imputación. (Foto: La Sexta)
Luis Medina no está preocupado tras su imputación. (Foto: La Sexta)
El juez cita a los empresarios a cuenta de la querella interpuesta contra ambos por delitos relacionados con comisiones en la compraventa de material sanitario al comienzo de la pandemia.
Fue el 25 de marzo cuando el juez Adolfo Carretero citó a los empresarios Luis Medina Abascal y Alberto Javier Luceño con motivo de la querella interpuesta contra ambos por delitos relacionados con comisiones en la compraventa de material sanitario al comienzo de la pandemia.

Ahora, el empresario ha hablado con LOC, el suplemento de El Mundo, y ha asegurado no sentirse preocupado tras su imputación por las comisiones millonarias que cobró en contratos de mascarillas en el peor momento de la pandemia y, además, achaca la investigación de la Fiscalía Anticorrupción a un sesgo ideológico en el Ministerio Público. “La Fiscalía, ya sabes, son todos de izquierdas”, comentó. 

El juzgado 47 de Madrid decidió abrir este jueves una investigación sobre la venta de material sanitario a Medina y su socio, Alberto Luceño, que cobraron más de 6 millones en comisiones por ese contrato. El juez los citará a declarar después de que la Fiscalía Anticorrupción publicase una querella contra ambos.

La noticia explicaba cómo  los dos empresarios, en las primeras semanas de pandemia, contactaron con el consistorio aprovechando el contacto que uno de ellos tenía con un primo del alcalde, José Luis Martínez-Almeida, para ofrecer material sanitario llegado desde China. En total más de 11 millones en contratos de mascarillas, test y guantes que escondían 6 millones de dólares en comisiones para los empresarios.     

Medina, sin embargo, dice que él no cometió “irregularidad alguna” en estas transacciones. “Me dedico al comercio internacional, he conseguido con un amigo material sanitario para el Ayuntamiento de Madrid cuando más se necesitaba durante la pandemia, tengo un contrato perfectamente legal, he cobrado por mi gestión. No hay irregularidad alguna”, argumentó.

“La Fiscalía, ya sabes, son todos de izquierdas y así actúan. En este caso lo que buscan es si mi socio y yo le pagamos a algún político para conseguir los contratos. No hay nada de eso, repito que estoy tranquilo”. Según el diario, “el propio Medina cree que fue engañado por Luceño”, ya que el segundo percibió “más comisión de la que habían pactado” y le dio “información falsa” cuando tuvo que acreditar los pagos ante el banco.      

La Fiscalía investiga este caso desde finales de 2020, sospecha que, una vez tuvieron el dinero en sus cuentas, empezaron a blanquearlo: entre los dos gastaron más de cuatro millones de dólares en coches y relojes de lujo, una casa e, incluso, un yate.

Según el detalle del Ministerio Público, Luceño cobró en total 5,1 millones de dólares en comisiones: tres millones salieron de un contrato para comprar mascarillas FFP2 y los otros dos de la compra de test de antígenos. Además, ocultó parte de estas comisiones a su socio. Por su parte, el hijo del fallecido duque de Feria cobró un millón de dólares del contrato de mascarillas.   

Según descubrió Anticorrupción, Luis Medina gastó casi todo el dinero que había cobrado de comisión por conseguir que el Ayuntamiento pagase mascarillas a precio de oro. En total 725.515 euros del millón de dólares que llegó desde Malasia a su cuenta bancaria en Madrid.

De ese dinero, un total de 325.515 euros de las arcas públicas madrileñas fueron a parar a un yate. El hijo del fallecido duque de Feria compró un Eagle 44 al que bautizó como “Feria”, una adquisición que LOC califica como “capricho sentimental”.              
     

Comparte esta noticia

COMENTARIOS