MEDALLA DE HONOR

Mario Vargas Llosa ensalza el heroísmo del pueblo de Madrid

Entrega de la Medalla de Honor al pueblo de Madrid en el Palacio de Cibeles. (Foto: @AuyntamientodeMadrid)
Entrega de la Medalla de Honor al pueblo de Madrid en el Palacio de Cibeles. (Foto: @AuyntamientodeMadrid)
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, entregó la Medalla de Honor de San Isidro 2020 al pueblo de Madrid con laudatio de Mario Vargas Llosa que ensalzó el heroísmo del pueblo madrileño.

Madrid celebra este 15 de mayo un San Isidro triste y atípico, muy diferente al del resto de años, marcado por el coronavirus. Sin verbena, sin chotis, ni puestos de rosquillas por las calles y los actos de la pradera cancelados.



El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, celebró este viernes su primer San Isidro como regidor entregando en el Palacio de Cibeles la Medalla de Honor de la capital al conjunto de los madrileños por la "responsabilidad y solidaridad de todos en los momentos más críticos y desesperanzadores de la crisis sanitaria. La medalla fue entregada a la doctora Mónica López, del Hospital Ramón y Cajal, en representación de todos los madrileños.

Durante el acto, el premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, ensalzó el heroísmo del pueblo madrileño por su valor frente al coronavirus. Ciudadanos a los que definió como "soldados" que se han enfrentado a los estragos de la enfermedad "a manos descubiertas". Y añadió: "Creíamos haber alcanzado con el progreso el dominio de la naturaleza; pensábamos que la naturaleza no podía sorprendernos y menos derrotarnos, y la experiencia del Covid-19, de esta plaga medieval, para la que nadie, ningún país estaba preparado, nos ha vuelto seguramente menos arrogantes, más humildes".

El alcalde hizo un llamamiento a construir el mañana "con humildad, empatía y el aliento de quienes nos han dejado". Destacó, así mismo, el esfuerzo "de esta ciudad de valientes" contra la enfermedad "todos luchando a una, tocados, pero nunca hundidos". 

Al comienzo de la jornada, junto a la vicealcaldesa Begoña Villacís, el alcalde José Luis Martínez Almeida realizó un homenaje a los fallecidos por COVID-19 depositando una corona de laurel en la plaza de Cibeles, donde una llama encendida recuerda a las víctimas. Villacís anunció  que Madrid tendrá un monumento frente al Palacio de Cibeles, "para recordar los momentos vividos tan duros y por nuestros seres queridos perdidos".

Comparte esta noticia

COMENTARIOS