REAPERTURA

Merkel reabre fronteras y Conte pone fin al estado de alarma en Italia

Angela Merkel y Giuseppe Conte, gestión eficaz en el proceso de reapertura. (Foto: @GiuseppeConteIT)
Angela Merkel y Giuseppe Conte, gestión eficaz en el proceso de reapertura. (Foto: @GiuseppeConteIT)
Rápidas medidas de Angela Merkel en Alemania y Giuseppe Conte en Italia para impulsar la reapertura. Junto a la reanudación de la Bundesliga, la canciller reabrió las fronteras con Austria, Suiza y Francia.
Sábado 16 y Lunes 18. Rápida normalización de Alemania e Italia y gran impulso al proceso de reapertura. Especialmente Giuseppe Conte ha sido muy sensible en tener en cuenta las recomendaciones de la Comisión Europea de apoyo al turismo. Italia ha tomado importantes decisiones de poner fin el lunes 18 a lo que en España se conoce como estado de alarma.



Giuseppe Conte, a diferencia de Pedro Sánchez en España, ha estado atento al respaldo de la Comisión Europea al sector del turismo. La Comisión Europea recomendó abrir gradualmente las fronteras internas de la Unión Europea con corredores seguros entre países con una situación epidemiológica similar y un proceso de reapertura.



El objetivo es salvar la temporada alta de verano "de forma coordinada, concertada y no discriminatoria", atendiendo a criterios como la capacidad de asistencia sanitaria, si bien son los Estados miembros los que tienen la última palabra. De momento, España ha introducido cuarentenas forzosas para los viajeros que lleguen a nuestro país, una medida que no ha gustado ni a la industria turística ni por supuesto a la Comisión Europea.



El gobierno de Italia va a reabrir a partir del 3 de junio sus fronteras a los turistas de la Unión Europea anulando el aislamiento obligatorio de 14 días para los visitantes extranjeros.

Estas medidas se anunciaron tras un Consejo de ministros de 10 horas celebrado la noche del viernes al sábado y presidido por el jefe de gobierno Giuseppe Conte. Las medidas se aplicarán “en el respeto de los vínculos que derivan del orden jurídico de la Unión Europea”, se señaló en Roma.

El turismo es uno de los principales sectores de la economía italiana y contribuye en cerca de un 13% del PIB.

“La apertura de las fronteras italianas a los ciudadanos europeos no solo favorece el turismo, salva también las cosechas con el regreso de unos 150.000 jornaleros de Rumania, Polonia y Bulgaria”, dijo uno de los principales sindicatos agrícolas, Coldiretti.

A partir del 3 de junio, los italianos también podrán viajar libremente por todo el país, sin ninguna restricción, salvo que haya un rebrote de la epidemia.

Confinados desde el 10 de marzo y autorizados a desplazarse sólo en su municipio por razones de salud o de trabajo, los italianos podrán transitar libremente a partir del lunes 18 de mayo en el interior de su región, según el comunicado oficial.

La reanudación progresiva de la actividad en el país también busca evitar que la economía italiana sufra un mayor impacto del que ya padecerá. Italia impuso una cuarentena sobre toda la nación a principios de marzo tras convertirse en el primer gran foco de coronavirus fuera de Asia.

Desde este lunes 18 abren en Italia todos los negocios del país como los centros comerciales, tiendas, peluquerías o los del sector restauración, como bares y restaurantes.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS