#REFORMALABORAL

Un pacto sofisticado de Iglesias contra Calviño, Escrivá y el propio PNV

Mertxe Aizpurua, la ganadora en un miércoles interminable en el Congreso de los Diputados. (Foto: @Congreso)
Mertxe Aizpurua, la ganadora en un miércoles interminable en el Congreso de los Diputados. (Foto: @Congreso)
Un golpe demoledor de Pablo Iglesias contra el ala socialdemócrata del PSOE en el Consejo de Ministros -Nadia Calviño y José Luis Escrivá- y aviso al PNV ante las elecciones del 12 de julio en el País Vasco.
Desde el 1 de junio de 2018, al votarse la moción de censura, Pedro Sánchez ha ganado todos los duelos claves en el Congreso de los Diputados. Esta vez, de nuevo lo hizo en el dilema de una quinta prórroga del estado de alarma o la alternativa de las leyes sanitarias y de seguridad para controlar el fin de la de la epidemia y la reactivación de la reapertura. Pero atención al escándalo de última hora y el peligro de dimisiones en el Consejo de Ministros.



El Gobierno de PSOE y Podemos (de socialistas y neocomunistas o bolivarianos) logró prorrogar por quinta vez el estado de alarma con el apoyo de Ciudadanos, PNV, Más País, Coalición Canaria, PRC y Teruel Existe (177 votos, un escaño más de la mayoría absoluta).



Tuvo 162 votos en contra  (PP, Vox, ERC, JxCat, Compromis, Foro Asturias y la CUP) y 11 abstenciones (EH-Bildu, BNG, Unión del Pueblo Navarro y Nueva Canarias).

En la votación dos diputados de Vox se equivocaron y han apretado el sí. La portavoz del PSOE, Adriana Lastra, también se ha confundido y se ha abstenido.

Como ya ocurrió en la anterior votación un diputado de ERC, Joan Josep Nuet, ha roto la disciplina de voto y se ha abstenido.

Pero la verdadera sorpresa llegó tras la votación.

EH Bildu desveló que la decisión de abstenerse se debió a un acuerdo con PSOE y Unidas Podemos. Por este pacto, el Gobierno se ha comprometido a derogar por completo la reforma laboral del 2012, la llamada reforma de Mariano Rajoy. Se derogará antes de que se terminen “las medidas extraordinarias” puestas en marcha para afrontar la crisis que ha provocado el coronavirus. Sin este acuerdo el resultado de la votación hubiera sido de 177 votos a favor, 167 votos en contra y 6 abstenciones.

Atención a la forma en la que Pablo Iglesias ha acuñado este pacto de PSOE, Podemos y EH Bildu que refuerza a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y derrota a los líderes del ala socialdemócrata en el Consejo de Ministros, la  vicepresidenta económica, Nadia Calviño, y el ministro José Luis Escrivá.

Pero además, el pacto con EH Bildu es un aviso envenenado al PNV. Si no logra una mayoría sólida en las próximas elecciones en el País Vasco podrían existir otras alternativas. Sin duda Mertxe Aizpurua, portavoz de EH Bildu, fue la ganadora en un miércoles frenético en el Congreso de los Diputados. 

Hay que subrayar por último un asunto que no es menor. PSOE, Unidas Podemos y Bildu llegaron al Congreso con el acuerdo cerrado y firmado. Pero no lo desvelaron hasta el final de la sesión para no truncar el voto de Ciudadanos. Es decir, lo ocultaron y actuaron con secretismo.

El diputado de EH Bildu Oskar Matute lo confirmó en Televisión Española (TVE). "Hemos estado negociando desde hace días, hemos estado puliendo los aspectos. Y hemos estado discutiendo también cuándo se hacía público. Y ahí había al final un punto de encuentro que era hacerlo público con posterioridad al pleno Si eso facilitaba a unos la firma, desde luego no iba a ser obstáculo para nosotros", afirmó con aplomo. El documento lleva las firmas de los tres portavoces -Adriana Lastra (PSOE), Pablo Echenique (Podemos) y Mertxe Aizpurua (EH Bildu)-.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS