NUMEROSAS VÍCTIMAS

El Paso, brutal matanza en Cielo Vista en un centro de la cadena Walmart

Espantoso tiroteo en unos grandes almacenes de El Paso. (Imagen: CNN)
Espantoso tiroteo en unos grandes almacenes de El Paso. (Imagen: CNN)
Un detenido de 21 años llamado Patrick Crusius. Greg Abbott, gobernador de Texas, abrumado por la dimensión de la tragedia en El Paso con una matanza de inocentes, incluidos niños.
Una matanza brutal, de oscuras circunstancias, en el primer balance. Hubo un dramático desenlace. Un joven de 21 años disparó a quemarropa sobre hombres, mujeres y niños en la zona Cielo Vista, en un centro comercial de la cadena Walmart en El Paso, en Texas, en la frontera con México.



Las autoridades pidieron evitar las especulaciones. El alcalde de El Paso, Dee Margo, confirmó numerosos muertos y heridos. Las cadenas NBC, ABC y CBS informaron de hasta 19 fallecidos.

Todo sucedió en el popular centro comercial Cielo Vista, en el este de la ciudad, de 680.000 habitantes, en la frontera con México. Un hombre armado irrumpió en los grandes almacenes Walmart, cerca del centro comercial, antes de las once de la mañana (hora local). Provocó una espantosa matanza.

La Casa Blanca señaló que el presidente Donald Trump fue informado del tiroteo en El Paso. El presidente escribió  en Twitter que los informes que le dieron sobre el tiroteo eran "muy malos" y que hubo"muchos muertos".

Varias cámaras de seguridad del centro comercial captaron la entrada del atacante, Vestía pantalones de camuflaje y llevaba cascos y gafas para protegerse del sonido de los disparos.

"Vi a un hombre con una camiseta negra y pantalones de camuflaje que llevaba lo que parecía un rifle, apuntaba a la gente y disparaba directamente a ellos, vi a tres o cuatro cayendo al suelo", dijo una testigo a la cadena Fox News

En las primeras reacciones políticas, desolación por la matanza. Y extrañeza ya que nadie impidió al asesino llevar a cabo su matanza ni le disparó. Una matanza que exige una investigación minuciosa y que es al mismo tiempo un escándalo y una vergüenza. Ni el Partido Republicano, ni tampoco el Partido Demócrata, defienden una estrategia bipartidista de punto final al uso de armas, y su proliferación y venta de forma indiscriminada. 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS