EL PESO DE LA HISTORIA

Pedro Sánchez pide al PP lo que negó a Mariano Rajoy y abrió cisma en el PSOE

Pedro Sánchez con Donald Tusk en el pacto que impulsó y no se fraguó en Osaka. (Foto: @sanchezcastejon)
Pedro Sánchez con Donald Tusk en el pacto que impulsó y no se fraguó en Osaka. (Foto: @sanchezcastejon)
Vox dejó sin gobierno regional a Madrid en insólito y dañino bloqueo. El CIS retrató a Partido Popular y Ciudadanos como los responsables de la agresividad por delante de la extrema derecha.
Tres nuevos datos en el escenario de ajedrez salvaje que maneja el equipo de gurús del presidente del Gobierno en funciones, aferrado a mesa del despacho del que desalojó a Mariano Rajoy:

a) EL PSOE ha dejado caer el pacto de la derecha (PP) y el centro (Ciudadanos) en la Asamblea de Madrid. Asistió impávido al bloqueo de la extrema derecha (Vox) de las instituciones de la comunidad autónoma clave en España.

b) Una nueva encuesta del CIS de José Félix Tezanos retrata a Partido Popular y Ciudadanos como los responsables de "la agresividad" política por delante de Vox. Este mismos sondeo (hecho en mayo y rescatado en julio) apunta que los españoles prefieren un gobierno de PSOE y Ciudadanos a uno de PSOE y Podemos

c) Finalmente, diputados del PSOE exigen “reciprocidad” al Partido Popular por la abstención a Mariano Rajoy en 2016. En una carta-manifiesto bajo el título “Un camino difícil y honorable” les piden que, ante la falta de una mayoría alternativa, ”sería razonable que os abstuvierais sin condiciones, como hicimos nosotros”.

Es relevante, y aleccionadora, la respuesta del Partido Popular a la carta de 66 diputados socialistas:

1. Fue Pedro Sánchez quien se opuso "frontalmente" a esa abstención y por eso renunció a su acta de diputado.

2. No es coherente que Pedro Sánchez reclame la abstención cuando él no la practicó y en 2018 buscó el apoyo de partidos independentistas para echar a Mariano Rajoy a través de una moción de censura.

3. El Partido Popular subrayó que fue el propio Pedro Sánchez quien rompió el espíritu de colaboración constitucionalista al que apelan los firmantes de esta carta-manifiesto.

4. El Partidp Popular, finalmente, recordó y subrayó que los actuales presidentes de Congreso y Senado, Meritxell Batet Manuel Cruz, rechazaron aquella investidura de Mariano Rajoy -ambos siguieron el mandato de su partido, el PSC-, actitud que secundó la actual ministra en funciones de Defensa, la independiente Margarita Robles.

Se mantiene el nudo gordiano. Las elecciones legislativas del 28 de abril no han marcado el fin del bucle de la inestabilidad política en España. Si grave ha sido el regreso de la extrema derecha a las instituciones, resulta sorprendente el tactismo político que maneja Pedro Sánchez en La Moncloa

Comparte esta noticia

COMENTARIOS