CONSECUENCIAS POLÍTICAS

Pegasus, el escándalo del ciberespionaje contra políticos catalanes

Aragonès da por congelada la mesa de diálogo con el Gobierno. (Foto: @perearagones)
Aragonès da por congelada la mesa de diálogo con el Gobierno. (Foto: @perearagones)
Aragonès, los expresidentes Quim Torra y Artur Mas y el entorno del expresidente Carles Puigdemont fueron víctimas del sistema de ciberespionaje israelí Pegasus.
Pegasus es un programa informático de espionaje que no necesita ninguna acción del usuario para acceder al teléfono móvil o al ordenador. Asimismo, es capaz de entrar en los teléfonos inteligentes de forma totalmente invisible para el usuario. 

Aunque su uso no es nuevo, el escándalo del ciberespionaje contra los políticos catalanes y el uso de estas técnicas contra más de 60 independentistas catalanes por parte de Citizen Lab ha levantado otra vez la polémica. 

Ahora, políticos independentistas como el presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès, o sus antecesores Torra, Puigdemont y Mas son los últimos en unirse a la larga lista de supuestas víctimas del programa de espionaje israelí Pegasus

Creado hace más de una década por la empresa NSO, ha estado siempre rodeado de polémicas por su uso contra periodistas, activistas y políticos de todo el mundo. Pero, ¿qué es Pegasus?

Se trata de un producto estrella israelí de seguridad NSO, creada por tres exmilitares, Niev Carmi, Shalev Huilo y Omri Lavie (cuyas iniciales forman el nombre NSO). 

Según defienden sus fundadores, su nacimiento en 2011 buscaba luchar contra el cibercrimen, prevenir ataques terroristas o combatir la trata de personas y el tráfico de drogas, aunque organizaciones como Amnistía Internacional denuncian su uso contra disidentes políticos y defensores de los derechos humanos en países como Arabia Saudí, Marruecos o México.

Una investigación llevada a cabo por 17 medios de comunicación y las ONG Amnistía Internacional Forbidden Stories en julio del año pasado destapó que Pegasus se infiltró en 50.000 números de teléfono de políticos, periodistas, activistas de derechos humanos políticos o directores de empresas de todo el mundo.

Mesa de diálogo

Entidades y partidos soberanistas comparecidos conjuntamente en el Parlamento Europeo para señalar al Estado español como responsable de un espionaje "masivo e ilegal" que consideran un "atentado a la democracia". Anunciaron querellas en varios estados europeos para denunciar los hechos, aparte de llevarlos también ante la ONU.

Los portavoces de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, y de En Comú Podem, Aina Vidal, pidieron  explicaciones "claras" al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska

El Gobierno de Pedro Sánchez negó tener constancia de estas ciberintrusiones, cosa que siempre ha hecho. "No tenemos nada que ver", insistió varias veces la ministra portavoz Isabel Rodríguez tras la rueda de prensa porterior al Consejo de Ministros de esta semana.

Por su parte, el presidente del Gobierno catalán, Pere Aragonès, ha sido claro. "Nunca renunciaremos al proceso de negociación, pero ahora el Estado se tiene que comprometer y para que avance tiene que restaurar los mínimos de confianza", comentó asegurando que estas acciones suponen un "ataque flagrante a la democracia y a los derechos más básicos".



Comparte esta noticia

COMENTARIOS