HOJA DE RUTA

Salvador Illa a favor de una Cataluña sin revanchas ni ajuste de cuentas

Salvador Illa en el Comité Federal del PSOE en Barcelona. (Foto: PSC)
Salvador Illa en el Comité Federal del PSOE en Barcelona. (Foto: PSC)
Miquel Iceta lo subrayó. "El próximo 14-F la elección es clara: o presidente Illa o más decadencia", sentenció. Salvador Illa, nuevo líder del PSC y candidato, tras su etapa en la cartera de Sanidad, apuesta por el reencuentro.
Salvador Illa nació el 5 de mayo de 1966 en La Roca del Vallésprovincia de Barcelona. Es hijo de Josep Illa, trabajador de la fábrica Textiles y Bordados de dicho municipio y María Roca, ama de casa y que poseía un pequeño taller textil. Además, tiene dos hermanos, Ramón y José María, ambos menores que él.



Inició sus estudios en el colegio Escola Pia de Granollers (donde le inculcaron su catolicismo practicante), Realizó sus estudios superiores en la Universidad de Barcelona. Allí se licenció en Filosofía entre 1984 y 1989. Al mismo tiempo, cumplió el servicio militar, graduándose como alférez en una compañía del Cuartel del Bruc.​ Illa también estudió un máster en Economía y Dirección de Empresas en el IESE - Universidad de Navarra.

Se convirtió en concejal del Ayuntamiento de La Roca del Vallès en 1987, siendo nombrado Concejal de Cultura. Afiliado al Partido de los Socialistas de Cataluña (PSC) desde 1995, fue investido como alcalde de La Roca en 1995, después del fallecimiento en septiembre de este año del hasta entonces alcalde, Romà Planas i Miró. Precisamente fue Romà Planas, la mano derecha de Josep Tarradellas, quien descubrió a Salvador Illa y le metió en política.

Durante su gestión como alcalde los comerciantes de la zona le manifestaron su malestar porque temían que la construcción de La Roca Village, un outlet de marcas de lujo, les llevara al cierre. Tras escuchar todas las opiniones, aprobó el proyecto y con el tiempo todos han aplaudido su decisión ya que la zona captó miles de clientes nuevos.

Hoy La Roca Village es un centro comercial que atrae cada año a cerca de 4 millones de visitantes. Desalojado de la alcaldía mediante una moción de censura en febrero de 1999, retornó a esta después de las elecciones municipales de junio de 1999, en las que la lista que encabezó obtuvo una mayoría absoluta de concejales. La lista de Illa consiguió 8 de 13 concejales y 2.097 votos (el 55,39% del total)​. Repitió victoria en las elecciones municipales de 2003, esta vez por mayoría simple, con 6 de los 13 concejales del consistorio y 1.695 votos (40,36% del total).

En septiembre de 2005 abandonó la alcaldía al ser nombrado director general de Gestión de Infraestructuras del Departamento de Justicia de la Generalitat. En 2009 se pasó al sector privado, siendo director general de la productora audiovisual Cromosoma, cargo que ocupó durante nueve meses.

Posteriormente fue director del área de Gestión Económica del Ayuntamiento de Barcelona entre de 2010 a 2011 y coordinador del Grupo Municipal Socialista en el pleno municipal entre 2011 y 2016.13​ Con la incorporación de PSC al gobierno de Barcelona tras el pacto con Barcelona en Comú, fue nombrado Gerente de Empresa, Cultura e Innovación del Ayuntamiento de Barcelona.

En noviembre de 2016, Miquel Iceta seleccionó a Illa para el cargo orgánico de secretario del área de Organización del PSC. Salvador Illa fue el político más destacado de los cuadros del PSC asistente el 8 de octubre de 2017 a la manifestación antindependentista en Barcelona Prou! Recuperem el seny organizada por Sociedad Civil Catalana. Participó en la manifestación junto con Félix Ovejero, Carlos Jiménez Villarejo, Albert Castillón Francesc de Carreras.

Se le atribuye un papel clave en la negociación con Junts per Catalunya en el verano de 2019 relativa al acuerdo que permitió gobernar al PSC en la Diputación de Barcelona.

Intervino igualmente en la negociación para la formación de un gobierno municipal de coalición entre Barcelona en Comú y PSC en el Ayuntamiento de Barcelona.

​También formó parte, junto con Adriana Lastra y José Luis Ábalos, del equipo negociador del PSOE que llegó al acuerdo con ERC para la abstención del grupo parlamentario correspondiente a este último partido en la investidura de Pedro Sánchez en enero de 2020.

Su personalidad

Su formación como filósofo y gestor público son los pilares de su personalidad. Sin duda el coronavirus le ha supuesto una durísima prueba. Y un choque frontal con los sindicatos médicos, los colegios de enfermeros y la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF).

Su personalidad es austera conduciendo el mismo coche desde hace años. Le gusta recoger verduras y hortalizas en el huerto de su padre. Y disfruta con sus dos perros en el terreno de su casa. Le gusta la cocina argentina, japonesa e italiana. Por tradición familiar es del Espanyol. No está a favor del independentismo ni de la amnistía (que es muy diferente del indulto).

Le gusta leer libros de historia y ensayos políticos en español, catalán e inglés. Vuelve a reflexionar también sobre los clásicos griegos y latinos. Y le interesa enormemente el debate económico mundial. Pero todo lo hace en papel porque le gusta sentir el tacto de los libros y periódicos al leerlos.

Por las mañanas suele correr una hora. En vacaciones, alquila una casa en el Ampurdán y disfruta de las playas de la Costa Brava.

Mantiene un estricto control sobre su vida privada. Solo se conoce que está casado por segunda vez con Marta Estruch y tiene una hija adolescente. Mantiene una estrecha relación con sus dos hermanos menores (Ramón y José María) y sus padres, Josep y María. Su actual esposa, Marta Estruch Macías, trabaja en la multinacional Nestlé en Esplugues de Llobregat (Barcelona).

En su etapa como ministro, su mujer ha vivido en la casa familiar de La Roca del Vallés mientras que él ha ocupado un apartamento en el complejo presidencial de La Moncloa

Una década perdida

El pasado sábado, en el Comité Federal del PSOE celebrado en Barcelona, Salvador Illa desveló con energía y pasión su hoja de ruta como candidato del PSC a las próximas elecciones del 14 de febrero.

Abogó por el "reencuentro" para "pasar página" a una década "perdida" por el procés. Apostó por una Cataluña "sin revanchas" porque "nadie puede sentirse orgulloso de lo que ha sucedido": "No voy a preguntar a nadie qué ha hecho estos últimos diez años, no pienso ajustar cuentas con nadie. Creo en una Cataluña sin revanchas y que se centra de verdad en lo que importa: el trabajo digno, la sanidad pública y los avances sociales", sentenció.

Subrayó que la solución al conflicto catalán "no vendrá de una parte arrollando a la otra, sino de un sentimiento superador, reparador", por lo que ha animado a "volver a levantar entre todos un enorme 'nosotros' tan grande como Cataluña" para "volver a queremos, a escucharnos, a encontrarnos".

"Seré el candidato de la gente que nunca se ha acercado a la agrupación, de gente que hace tiempo que dejó de votarnos, de gente que incluso nunca nos ha votado. Voy a ser el candidato de toda la gente que quiere pasar página", insistió asegurando que está preparado para gobernar desde el Palau de la Generalitat "manteniendo la dignidad de las instituciones".

Salvador Illa empezará la campaña electoral el 29 de enero como el dirigente mejor valorado y el preferido para gobernar, según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Comparte esta noticia

COMENTARIOS