IMPACTO SOCIAL Y ECONÓMICO

El shock del coronavirus en las audiencias del Rey en Palma

El Rey en su encuentro con la presidenta de las Islas Baleares. (Foto: @CasaReal)
El Rey en su encuentro con la presidenta de las Islas Baleares. (Foto: @CasaReal)
Un escenario lleno de incertidumbre ante la crisis que ha provocado el shock del coronavirus, la COVID-10, cuya profundidad aún no se conoce. El asunto central en las audiencias del Rey en Palma.
La situación, el lugar donde está y las razones de la salida de España de su padre, Juan Carlos I, no han figurando en ninguna de las conversaciones del Rey Felipe VI en Palma de Mallorca. Todos los interlocutores del Rey así lo han subrayado.



La cuestión principal que preocupa al Rey, y que ha figurado en su amplio recorrido por España, se centra en el impacto social y económico de la pandemia del coronavirus, la enfermedad de la COVID-19. Al Rey le inquieta tanto el impacto que ha tenido en las familias que han perdido parte de sus seres más queridos; las heridas de desánimo y abatimiento que ha dejado; y la preocupación económica por la destrucción que ha tenido en el turismo así como en todos los índices de la economía de España.



Precisamente la presidenta de Islas Baleares, Francina Armengol, transmitió al Rey Felipe VI las "necesidades" económicas y sociales de la comunidad "que peor lo pasará" tras la pandemia. En declaraciones tras la audiencia en el Palacio de la Almudaina, Armengol ha explicado que el Rey es "consciente" de la realidad que están viviendo las Islas Baleares, "una tierra que conoce bien".

Sobre la situación de Juan Carlos I, la presidenta ha señalado que esa cuestión no se ha planteado en el encuentro y que, de haberse producido, se entendería "que quedara en el ámbito privado". "Ese ha sido el tema de nuestra conversación. En todo caso, de todo lo demás debe dar explicaciones la Casa del Rey, no me toca a mí", señaló.

El Rey también ha recibido en el Palacio de la Almudaina al presidente del Parlamento de Islas Baleares, Vicenç Thomàs; y a la presidenta del Consell de MallorcaCatalina Cladera. También estaba previsto que se reuniera con el alcalde de Palma, José Hila, pero comunicó que no podía acudir al encontrarse en aislamiento preventivo a causa de un contacto con una persona que ha dado positivo por coronavirus. La cita se ha sustituido por una videollamada.

El Rey ya estuvo junto a Armengol en Palma el pasado 25 de junio, cuando con la Reina Letizia visitó Islas Baleares dentro de la gira autonómica que realizaron por toda España tras levantarse el estado de alarma decretado por la COVID-19. Una visita en la que alentaron el turismo en la comunidad y respaldaron el esfuerzo de empresarios y trabajadores para la recuperación de un sector vital para la economía de la región y de toda España.

También coincidió el Rey con la presidenta de Islas Baleares poco después, el 16 de julio, en el acto de homenaje celebrado en Madrid a las víctimas de la pandemia y al que acudieron todos los presidentes autonómicos. Posteriormente, ambos se encontraron el 31 de julio en San Millán de la Cogolla, donde el Rey presidió la apertura de la Conferencia de Presidentes -a la que no asistió esta vez Quim Torra-.

Tras las audiencias de la mañana, los Reyes y sus hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, se trasladaron a la localidad de Petra para visitar la casa natal de fray Junípero Serra, el fraile franciscano fundador de misiones en California en el siglo XVIII.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS