MUERTE EN BAHAMAS

Sidney Poitier, conmovido por la desaparición de sus familiares más queridos

Bahamas, bajo el mazazo de dolor, muerte y tragedia. (Foto: CNN)
Bahamas, bajo el mazazo de dolor, muerte y tragedia. (Foto: CNN)
Fue un error no evacuar masivamente las áreas del norte de Bahamas. Dorian, con fuerza destructora de categoría 5, dejó una huella de terror y muerte en lo que era el paraíso de culto del Caribe.


Para Sidney Poitier es la tragedia de su vida. Nacido en Miami, el célebre actor, director de cine, escritor y diplomático, tiene sus raíces en Bahamas. Llegó en los primeros equipos de rescate. Desde hace una semana busca a 23 familiares directos desaparecidos en la tragedia, entre ellos su hermana Bárbara y dos hijos.

Bahamas es uno de los trece países que forman la América InsularAntillas o Islas del Caribe, uno de los treinta y cinco del continente americano. Su capital y ciudad más poblada es Nassau, situada en la isla de New Providence.

Constituido por más de setecientas islas (de las que 24 están habitadas y más de 700 deshabitadas), cayos e islotes en el océano Atlántico, está ubicado al norte de Cuba, Haití y República Dominicana, noroeste de Islas Turcas y Caicos, al sureste del estado estadounidense de Florida y al este de los Cayos de la Florida.

Geográficamente las Bahamas forman, junto con las Islas Turcas y Caicos, el Archipiélago de las Lucayas, también denominado por extensión Bahamas



Las lecciones de nuevo más amargas. Bahamas no pidió ayuda inmediata para sacar a toda la población de las islas del norte. No hubo tampoco evacuación voluntaria. Había miedo a los saqueos si las propiedadas se abandonaban. El resultado final ha sido espantoso, Ni las propias autoridades quieren aún reconocerlo en todo su dramatismo.

Oficialmente se habla de un primer balance de 43 víctimas pero hay miles y miles de desaparecidos. "Se espera que este número de víctimas aumente de manera significativa", anunció Erica Wells Cox, portavoz del primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis en la cadena estadounidense NBC.

"La isla de Ábaco es como un pueblo fantasma", dijo Mark Duvinie, un residente de Marsh Harbour, la ciudad más grande de la isla, donde vivían 15.000 personas. "Sinceramente, creo que Ábaco está acabada", dijo Thaah Hepburn, otro residente de Marsh Harbour. "Absolutamente todo está destruido", enfatizó. Según funcionarios de socorro de la ONU, más de 70.000 personas (prácticamente toda la población de Gran Bahama y Ábaco), necesitan ayuda urgente.

En los puestos de mandos de las acciones de emergencia se habla de desastre descomunal. El propio Gobierno de Bahamas ha reconocido que el balance final será “estremecedor”

Dorian azotó las islas noroccidentales del Caribe durante dos días. Nunca en la historia reciente se había vivido un huracán tan potente. Tocó Bahamas el domingo con categoría 5, la máxima en la escala Saffir-Simpson, con vientos de al menos 252 kilómetros. Arrasó las islas de Ábaco y Gran Bahama, con unos 70.000 residentes, y destruyó alrededor del 45% de los hogares, según las cifras aportadas por Cruz Roja.

Ábaco estaba formada por dos islas y múltiples cayos dedicados esencialmente a la pesca y con tan solo 13.000 habitantes, entre los que se encontraban un gran número de haitianos refugiados de sus propios desastres naturales. Ahora es una incógnita lo que quedará de esta parte de Bahamas.

Gran Bahama, con 52.000 habitantes, es un enclave turístico con la segunda mayor ciudad del archipiélago, Freeport. Se halla inmersa en una tragedia que la ha conmovido.

La página DorianPeopleSearch.com fue creada el domingo para poner en contacto a las personas que no saben nada de otras. Creciern a la vez las búsquedas a través de Facebook.  Movilizado el chef español José Andrés, desplazado a la zona con su organización de ayuda alimentaria World Central Kitchen, que prevé repartir 20.000 comidas diarias.

Bahamas es una de las zonas más rica sy desarrollada que otros archipiélagos del Caribe. Pero la furia de Dorian ha destozado muchas de sus infraestructuras. En el ánimo de autoridades y miembros de los equipos de rescate. la verdadera tragedia de Bahamas está sólo en su comienzo.



 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS