DAÑOS MATERIALES

Tafalla, las fuertes tormentas provocaron una catástrofe en Navarra

Autoridades y vecinos de Tafalla afrontan las tareas de evaluación y reparación. (Foto: @OCRNavarra)
Autoridades y vecinos de Tafalla afrontan las tareas de evaluación y reparación. (Foto: @OCRNavarra)
Las potentes tormentas provocaron una súbita crecida del río Cidacos, que afectó especialmente a la localidad de Tafalla. Un hombre perdió la vida al ser arrastrado por el agua.
Las fuertes lluvias que se registraron desde primeras horas del lunes pro la tarde en diferentes zonas de Navarra provocando afecciones al tráfico, con cortes de carreteras y atascos, e inundaciones en el casco urbano de algunas poblaciones. 



Asimismo, las intensas lluvias, que sembraron el caso en las diversas localidades, se cobraron la vida  de un conductor que ayer fue arrastrado por el agua.  Los servicios de emergencias buscaban a la víctima desde la noche del lunes, cuando desapareció en Tafalla tras la inesperada crecida que acabó desbordando el río Cidacos y arrastrando decenas de coches a su paso.

Numerosas fincas e inmuebles tanto rústicos como urbanos se inundaron y causaron daños importantes en infraestructuras públicas y en servicios básicos, devastando la localidad navarra. Por ello, el pleno del Ayuntamiento de Tafalla acordó solicitar al Gobierno la declaración de zona catastrófica por los cuantiosos daños ocasionados por la avenida torrencial de río Cidacos.

El alcalde indicó que en Tafalla han tenido "mucha suerte" de no haber sufrido daños personales: "Ayer, cuando veíamos pasar los coches por el cauce del río, nos asustamos, más cuando veías que iban con las luces encendidas".

Por su parte, la presidenta del Gobierno de Navarra en funciones, Uxue Barkos, pidió a los ayuntamientos afectados por las inundaciones que aprueben peticiones para que el propio Ejecutivo foral y la Delegación del Gobierno en Navarra puedan tramitar la declaración como zona catastrófica de las localidades afectadas por las lluvias torrenciales del lunes.

El río Cidacos, que pasó a las 17.40 horas de tener una altura de 0,11 metros en la estación de aforo de Olite, superó los 4 metros de altura a última hora de la noche, después de que se registraran lluvias torrenciales (la estación meteorológica de Guetadar superó los 160 litros por metro cuadrado ayer tarde y la de Tafalla los 100 litros) que cuatriplicaron las previsiones meteorológicas, que predecían precipitaciones de hasta 40 litros.



 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS