CRISIS CORONAVIRUS

The New York Times, el aviso a Casado del incendio de la extrema derecha

El foco sobre las marchas de Vox. (Captura: UN/TNYT)
El foco sobre las marchas de Vox. (Captura: UN/TNYT)
El foco de "The New York Times" sobre la situación política en España tras el tremendo impacto de la pandemia del coronavirus. Una alerta al Partido Popular sobre las marchas de la extrema derecha de Vox.
¿Qué escenarios políticos se pueden abrir en Europa tras la durísima crisis de la COVID-19? The New York Times -con ediciones digitales en inglés, español y mandarín- lleva el foco especialmente sobre el caso particular de España donde, después del nacimiento de Podemos (Unidas Podemos) como fenómeno político de extrema izquierda y movimiento anticapitalista, ha surgido Vox como formación de extrema derecha con presencia en las instituciones.



El escritor y periodista Diego Fonseca retrató especialmente el momento político de Vox tras convocar marchas motorizadas que fueron especialmente relevantes en Madrid.

Fonseca señala que las imágenes que ha dejado esa y otras protestas similares, como las del Barrio de Salamanca de Madrid, retratan “de cuerpo entero a la peor derecha española desde el retorno de la democracia, la más banal y peligrosa”.



“La ultraderecha ha salido a las calles de España -uno de los países más afectados por la pandemia- a reclamar libertad sobre los cadáveres de miles de muertos por el virus, y ha advertido que este es solo el inicio. Es mejor prestar atención; a menudo consiguen más de lo que se espera”, apunta Fonseca.

Recordó que España se tomó en el pasado “en sorna” el “discurso alucinado de Vox” porque pensaba que estaba inmunizada contra el populismo de derecha. 

Admitió que Pedro Sánchez falló en el manejo de la crisis del coronavirus y reconoce que, como otros líderes europeos, “subestimó el impacto de la pandemia y reaccionó tarde”. “Pero no ha respondido con cinismo ni tiene un plan autoritario de control social”, destacó.

Fonseca destaca en que cuando esas protestas, que califica de “aceptables aun siendo insolidarias”, son “promovidas, copadas o cooptadas por una organización política con vocación de poder”, lo que ocurre es que la protesta es “un acto de oportunismo radical”.

“La activación de la protesta por la derecha opera sobre los miedos, deseos y necesidades de una población asustada por un virus sin vacuna ni tratamiento efectivo que ha matado en el mundo a cerca de 400.000 personas”, critica Fonseca a la vez que subraya que los líderes de Vox actúan “sobre el hartazgo del encierro y el apuro de no perder más ahorros, trabajos o tiempo”.

Destaca que Vox “encubre sus intereses reales bajo demandas razonables”. “La derecha española hoy propagandiza que su país está en manos de comunistas y chavistas. En el colmo de la alucinación, suponen el confinamiento pandémico como un arresto domiciliario en un gulag sanitarista”, apunta.

Fonseca apunta finalmente que esta nueva derecha es “antipolítica y ama atacar desde los márgenes”. Por eso, explica, “se presenta como víctima de persecuciones y opresión y la defensora de los derechos más privados de las personas”. Además, Fonseca sentencia que apelar a un discurso libertario en medio de una pandemia “es un ataque al bienestar común”.

Afirma además que Vox apuesta por el incendio porque su discurso nunca es construir y no corrige a Sánchez para mejorar, sino que su plan es derruir su gobierno hasta hacerlo caer “y recuperar una normalidad de privilegios de casta”.

Fonseca concluye con un mensaje al Partido Popular, puesto que avisa de que “la derecha institucionalista haría bien en distanciarse de Vox y sus provocaciones”. “Ante el fuego, la demanda es contribuir a apagarlo, no echar combustible para ver todo arder”, insiste Fonseca en su retrato de la situación política..

Comparte esta noticia

COMENTARIOS