ALARMA EN AUSTRALIA

Toque de queda en Melbourne y estado de desastre en Victoria

Toque de queda nocturno en Melbourne. la segunda ciudad de Australia. (Foto: YouTube/Drone Snap)
Toque de queda nocturno en Melbourne. la segunda ciudad de Australia. (Foto: YouTube/Drone Snap)
El segundo mayor estado de Australia en confinamiento estricto después de confirmarse 671 casos en las últimas 24 horas. También, decretado un toque de queda nocturno en la ciudad de Melbourne.


Alarma en el continente-Estado de Asia Pacífico e Índico Sur. Australia impuso el toque de queda en la ciudad de Melbourne ante el rápido avance del brote de coronavirus. Decretado también el estado de desastre en Victoria.

¿Qué ha sucedido en Australia ante el segundo brote de la pandemia del coronavirus, la enfermedad de la COVID-19?

El gobierno regional del estado de Victoria anunció nuevas medidas más restrictivas para combatir la propagación de la COVID-19, cuya segunda oleada de contagios tiene el epicentro en Melbourne. Las restricciones, entre ellas el toque de queda nocturno en Melbourne desde las 8 de la tarde hasta las 5 de la madrugada. Se declara igualmente el estado de desastre en toda Victoria durante seis semanas (hasta el 13 de septiembre).



El jefe del gobierno regional, Daniel Andrews, anunció que en las últimas 24 horas se ha confirmado la muerte de siete personas y 671 nuevos contagios de la COVID-19 en su territorio.

Muchos de los nuevos casos son contagios locales con una procedencia desconocida, lo que ha urgido a las autoridades a aplicar mayores medidas. “Si no damos estos pasos, vamos a ver más y más casos”, alertó Andrews. El estado de desastre (además del estado de emergencia ya vigente) concede mayores poderes a la policía y permite arrestar y multar a las personas que se salten el toque de queda.

“Las órdenes actuales han evitado miles de contagios diarios, miles de personas que no han acudido al hospital y muchas tragedias. Pero no están funcionando lo suficientemente rápido por muchas razones”, apuntó Andrews.

Además se limitarán los movimientos de los residentes de Melbourne, la segunda ciudad más poblada del país y con alrededor de 5 millones de habitantes, donde ya rige un segundo confinamiento hasta el 19 de agosto, aunque se espera que sea ampliado, y el uso obligatorio de mascarillas. Los casos en Victoria suponen alrededor del 60 % del total de 18.000 casos de la COVID-19 detectados en todo el país desde el inicio de la pandemia, incluidos más de 200 fallecidos.

En el vecino estado de Nueva Gales del Sur, que mantiene cerrada la frontera interna con Victoria, también se confirmaron este domingo 12 nuevos casos. Preocupa la expansión de la COVID-19 a su territorio.

¿Que ha sucedido en Australia? Los expertos apuntan en varias direcciones:

1. Se sospecha que todo comenzó con problemas en la cuarentena en hoteles de los viajeros llegados del extranjero.

2. En Victoria, los mayores problemas se extendieron desde residencias de personas mayores, fábricas, escuelas, hoteles y urbanizaciones.

3. Las personas contagiadas fueron aquellas que no podían trabajar desde casa.

4. El brote también parece tener relación con aquellos que realizan trabajos informales o desempeñan múltiples empleos.

5. El gobierno de Victoria advirtió que muchas personas están haciendo algo incorrecto, como ir a trabajar mientras están enfermas.

6. Nueve de cada diez no llegaron a hacerse la prueba inmediatamente después de sentir los primeros síntomas de coronavirus.

7. Hubo casos de personas que ignoraron las restricciones con el argumento de que sus derechos humanos son violados.

8. Hubo personas que rompieron las reglas porque creían que no podían permitirse el lujo de tomar una licencia médica.
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS