NEGAR SU CULPA

Twitter desenmascara la masiva campaña de China en las redes

Twitter desarma la operación del Gobierno chino. (Foto: ABCnews)
Twitter desarma la operación del Gobierno chino. (Foto: ABCnews)
Twitter desarmó y dejó en evidencia la masiva operación lanzada por el Partido Comunista de China (PCCh) para negar su responsabilidad en la propagación de la pandemia del coronavirus y la COVID-19.


Twitter afloró y desarmó la gigantesca campaña de desinformación del Partido Comunista de China (PCCh) para evitar la culpabilidad en la propagación de la pandemia del coronavirus. Una masivo plan de propaganda en las redes para cambiar las percepciones sobre la COVID-19.

 La compañía suspedió 174.000 cuentas que promovían narrativas favorables a la gestión de China de la crisis del coronavirus y a los intereses de Pekín en las protestas pro democracia de Hong Kong.

Twitter reveló que las cuentas fueron desactivadas durante los primeros tres meses de 2020. En su mayoría eran mensajes en mandarín. Buscaban mejorar la imagen de China y del Partido Comunista de China (PCCh) en la escena de Asia y Asia Pacífico.

Twitter detalló que Pekín, a mediados de 2019, extendió sus acciones en Facebook y YouTube. Buscó influir en la percepción de la crisis entre Pekín y la autonomía de Hong Kong. Contó con 210 canales de YouTube. 200.000 cuentas en Twitter. Y siete páginas, tres grupos y cinco cuentas de usuarios en Facebook.

Además de las cuentas chinas, Twitter informó  que ha desactivado 1.153 cuentas con vínculos con una campaña propagandística con origen en Rusia, y otras 7.340 de una operación vinculada al Gobierno de Turquía.

En un comunicado corporativo de análisis, Twitter explicó que China "difundió teorías geopolíticas favorables al Partido Comunista de China, al tiempo que apoya teorías engañosas sobre la dinámica política en Hong Kong".

Las cuentas también han servido para promover las opiniones de Pekín sobre la lucha contra el coronavirus y las protestas antirracistas en los Estados Unidos, apuntó el grupo de expertos australiano ASPI.

“Si bien el Partido Comunista de China no permite que el pueblo chino use Twitter, nuestro análisis muestra que no duda en usarlo para difundir propaganda y desinformación internacionalmente”, apuntó Fergus Hanson.

En cuanto a la red de cuentas turcas, detectada a principios de 2020, se dedicó principalmente a la promoción del presidente Recep Tayyip Erdogan y el partido gobernante, según Twitter.

Un ejército de cuentas bot vinculadas a una campaña de propaganda respaldada por el Gobierno chino estuvo difundiendo desinformación en las redes sociales sobre el coronavirus, según destacó también un investigador con sede en Londres.

Las cuentas han sido utilizadas para promover contenido que ataca a críticos del Gobierno chino y para difundir teorías de conspiración que culpan a Estados Unidos del origen del virus, apuntó Benjamin Strick, especialista en análisis de operaciones de información en sitios web de redes sociales.

Todos estos datos apuntan a que China ha intensificado la desinformación en torno al coronavirus para diluir su propia culpabilidad y culpar a otros.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS