G-7 y CUMBRE DE MÚNICH

Una visión multilateral frente a los retos de la COVID-19 y el clima

Merkel a Biden: China, competidor sistémico y socio necesario. (Foto: @JoeBiden)
Merkel a Biden: China, competidor sistémico y socio necesario. (Foto: @JoeBiden)
Estados Unidos y Unión Europea saben bien que su influencia también se juega en África. Dos cumbre importantes (virtuales) en Londres y Múnich sobre una pandemia que ya retrocede y el desafío del clima.
Sin poner un pie fuera de la Casa Blanca, dos cumbres muy importantes de Joe Biden, el G-7 en Londres y la Conferencia de Seguridad en Múnich. Dos reuniones centradas en el peso de las vacunas, una pandemia que ya retrocede, el desafío del clima y la responsabilidad en África para evitar la penetración de Rusia y China.



Joe Biden fue audaz. "Estados Unidos ha vuelto", anunció en la Conferencia de Seguridad anual de Munich (MSC). Y fue generoso en la reunión de líderes del G-7 presidida por el Reino Unido, prometiendo 4.000 millones de dólares para la iniciativa COVAX, que tiene como objetivo proporcionar vacunas a países de ingresos bajos y medianos.



Joe Biden aseguró que Estados Unidos trabajará de cerca con sus "socios europeos y capitales a lo largo del continente, desde Roma hasta Riga" para hacer frente a todos los desafíos comunes, y que Estados Unidos y Europa deben prepararse para una "competición estratégica a largo plazo con China", que será "dura".

îdió que se actúe contra "los abusos económicos de China", destacando que "todos deben jugar con las mismas reglas".

"Tenemos que responder ante los abusos económicos y las coerciones del Gobierno chino que socavan los fundamentos del sistema económico internacional. La forma en la que Estados Unidos, Europa y Asia decidan trabajar juntos para garantizar la paz y defender nuestros valores comunes será uno de los esfuerzos más importantes que vamos a realizar", subrayó.

Estimó que se ha vuelto crucial "afrontar la temeridad de Rusia y su pirateo de redes informáticas en Estados Unidos, en Europa y el mundo" para proteger los retos de seguridad colectivos. Acusó a Rusia de "atacar nuestras democracias" y se mostró decidido a "recuperar" la confianza de Europa, al tiempo que ha advertido del peligro de volver "a los bloques congelados de la Guerra Fría".

Indicó que aunque Estados Unidos está dispuesto a "negociar" con Irán y el resto de países firmantes del acuerdo nuclear de 2015, es necesario que también se afronten "las actividades desestabilizadoras" de Teherán en Oriente Medio.

El Departamento de Estado aseguró que Estados Unidos "aceptaría una invitación del alto representante de la Unión Europea para asistir a una reunión del grupo 5+1 e Irán" y abordar la "vía diplomática" para hacer frente al "programa nuclear de Irán".

Joe Biden ha prometido devolver a Washington a la escena mundial con un renovado compromiso por el multilateralismo. También Angela Merkel ha mostrado la disposición de Alemania para "un nuevo capítulo en las relaciones transatlánticas". Ha llamado a "actuar y no solo hablar" de multilateralismo y aplicarlo tanto en la lucha climática como frente a la pandemia o contra el terrorismo, y ha ratificado el compromiso de su país tanto con la OTAN como en el concepto de defensa europeo.

Angela Merkel ha elogiado la "nueva disposición" de su socio transatlántico en el ámbito del multilateralismo y ha advertido que "a las palabras hay que aportar resultados".

La canciller ha subrayado que "la cooperación tiene un papel central" y ha afirmado que Estados Unidos y la Unión Europea deben trazar una "agenda común" en relación a Rusia y a China. Las diferencias con Moscú y Pekín son evidentes en distintos ámbitos, ha añadido la canciller, abierta, sin embargo, a una "oferta cooperativa" con estos países en otros aspectos.

Sobre Rusia, ha lamentado que el Kremlin trabaje para debilitar la Unión Europea y que haya habido escasos avances en el proceso de Minsk para estabilizar y pacificar el este de Ucrania.

En referencia a China, Angela Merkel ha destacado que se trata de "un competidor sistémico", pero a la vez un "socio necesario" para combatir retos globales, como el coronavirus y la emergencia climática.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS