PIONERA Y REFERENTE

Irene Montero y Ana Pastor, el homenaje a la figura de Margarita Salas

Ana Pastor Julián, un debate con aplomo y experiencia en La Sexta. (Foto: @DebatAlRojoVivo)
Ana Pastor Julián, un debate con aplomo y experiencia en La Sexta. (Foto: @DebatAlRojoVivo)
¿El debate de la futura presidenta del Gobierno? María Jesús Montero (PSOE), Ana Pastor (PP), Inés Arrimadas (Ciudadanos), Irene Montero (Unidas Podemos) y Rocío Monasterio, una sólida confrontación de programas.
Un primer momento emocionante, en el debate La última oportunidad, en el homenaje de Irene Montero y Ana Pastor a la figura de Margarita Salas. La científica asturiana falleció el jueves a los 80 años. La investigadora fue un referente de la ciencia en España.

Ha sido la única mujer que ha dirigido el CSIC, académica de la Real Academia Española (RAE) desde 2003 y en 2016 se convirtió en la primera mujer en recibir la Medalla Echegaray, otorgada por la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales.

Además de ser pionera y abanderada de la entrada de la mujer en el mundo de la ciencia, fue también discípula del Premio Nobel, Severo Ochoa. En el mes de junio, Margarita Salas ganó el Premio al Inventor Europeo 2019 en la categoría Logro de toda una vida. Un jurado internacional la seleccionó como ganadora por haber puesto la secuenciación de ADN al alcance de muchos más investigadores y científicos, y allanar el camino para nuevos avances en genética.

Una mujer en La Moncloa

El debate de La Sexta, La última oportunidad, sirvió sobre todo para visualizar que ya se ha abierto el momento en España para que una mujer llegue a La Moncloa. Todas las candidatas brillaron en un debate interesante, y muy probablemente eficaz.

María Jesús Montero defendió el centro izquierda que podría permitir el gobierno en solitario del Partido Socialista. Ana Pastor pidió el apoyo al Partido Popular para que pueda ganar por un escaño y convertirse en opción de Gobierno. Inés Arrimadas recuperó para Ciudadanos el discurso del centro político. Irene Montero reivindicó el peso y rol de Unidas Podemos en aviso a Pedro Sánchez. Y Rocío Monasterio mantuvo la línea estratégica de Vox pero no se impuso. 

Las representantes de los cinco grandes partidos buscaron el voto de los indecisos. Fue un debate tenso e intenso de confrontación de programas. La periodista Ana Pastor lo moderó con precisión, marcando los tiempos, momentos y ritmos. Logró así el fuego cruzado. La igualdad, el secesionismo y las políticas de pensiones y de empleo generfaron los mayores enfrentamientos de todas contra todas.

María Jesús Montero atacó las "políticas xenófobas" y la "incitación al odio" de Vox. Rocío Monasterio acusó a Pedro Sánchez de "robar el dinero de los españoles" utilizando aviones oficiales en sus desplazamientos, y apostó por privatizar parcialmente las pensiones. Irene Montero le replicó que Vox quiere privatizar "hasta el palo de la bandera" y que los españoles vivan "en la ley de la selva". Inés Arrimadas subrayó que la corrupción cuesta a los españoles 48.000 millones. Y Ana Pastor enfatizó gestión con valientes choques con Rocío Monasterio

En el balance, Rocío Monasterio agradeció por haber podido hablar "en libertad y sin manipulación". "Estoy contenta, siempre te queda la sensación de no hablar de todo, pero más o menos se ha podido ver la diferencia de proyecto que hay", señaló Inés Arrimadas.

"El PSOE no nos ha dicho si va a seguir llegando a acuerdos con los independentistas. Pero, por lo demás, hemos podido hablar de mucho", el balance de Ana Pastor

"Ha quedado claro en el debate que queremos hacer un gobierno en solitario que nos permita pactar con la izquierda en política social pero con entendimiento con el resto de formaciones políticas", el balance de María Jesús Montero.

Irene Montero agradeció por su parte que La Sexta hubiera habilitado una sala de lactancia. Se facilitó así que pudiera traer a su hija Aitana



¿A quién ha podido favorecer el debate? ¿Qué tendencias se estarían perfilando?

En el Partido Popular se consideró que la intervención de Ana Pastor subrayó el giro de Pablo Casado hacia el centro y en búsqueda de un perfil más moderado. Las encuestas internas estarían situando a Pablo Casado por encima de los 100 escaños, rozando los 105. El PSOE podría perder en torno a doce escaños, quedándose con 111. Ciudadanos se quedaría por su parte sin su tercera plaza política descendiendo hasta los 18 escaños. 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS