CASO DINA

Primera rebelión en el PSOE frente a la agenda sectaria y radical de Iglesias

Margarita Robles, muy firme en rechazar de plano la estrategia de confrontación e insulto de Iglesias. (Foto: YouTube)
Margarita Robles, muy firme en rechazar de plano la estrategia de confrontación e insulto de Iglesias. (Foto: YouTube)
Pedro Sánchez está llegando en España y Europa a la que es una encrucijada política. económica y social. O gira de verdad hacia el centro izquierda o se precipita en un abismo chavista y sectario.


¿Se retirará Pablo Iglesias de su posición en el Gobierno para preparar su defensa? ¿Dimitirá si es imputado? ¿Le pedirá Pedro Sánchez que de un paso atrás de forma personal aunque conservando el modelo de Gobierno de coalición? ¿Se romperá el pacto? ¿Permanecerá Pablo iglesias como un jarrón chino -con coche oficial y chófer - pero sin competencias ni peso en un giro del Gobierno a una posición de centro izquerda? Las cuestiones candentes que protagonizan la escena política en un momento delicado y trascendental para España.

Enorme importancia del caso Dina y muy importantes palabras de Margarita Robles, la ministra de Defensa, y una de las personalidades más influyentes en el ala que se estaría fortaleciendo en el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) de giro de verdad al centro izquierda, de moderación, y de señas de idenidad socialdemócratas ante un momento crucial para España en sus conversaciones con las instituciones de la Unión Europea (Consejo Europeo, Eurogrupo y Comisión Europea.

El expresidente del Gobierno Felipe Gonzalez permanece muy atento a esta situación de debate en el PSOE.



La ministra de Defensa, Margarita Robles, se pronunció abiertamente contra los ataques de Pablo Iglesias a los medios de comunicación. Se desmarcó completamente de la estrategia comenzada por el vicepresidente segundo y líder de Podemos, Pablo Iglesias, para defenderse del caso Dina.



"No comparto con Pablo Iglesias el que justifique los insultos", dijo Margarita Robles. Se refirió a las afirmaciones que realizó el vicepresidente desde La Moncloa en las que manifestó que había que "naturalizar" los "insultos" a los periodistas en los medios de comunicación. "Los insultos nunca son justificables", subrayó Margarita Robles. "Ni en una sociedad democrática, ni en las redes, ni en ninguna otra parte", subrayó.



"Hay que construir una sociedad basada en el respeto, la tolerancia y siempre tender puentes, la crítica es muy sana en democracia, pero los insultos no son aceptables. Los medios de comunicación son el oxígeno de la democracia. No comparto las críticas y descalificaciones que se hagan a los medios de comunicación", recalcó.



Margarita Robles hizo estos énfasis en su visita a la Unidad Médica de Aeroevacuación y la Unidad Médica de Apoyo al Despliegue situada en Torrejón de Ardoz

Paralelamente a la ministra de Defensa se han pronuciado en posturas de rechazo a lo dicho por Pablo Iglesias tanto la propia vicepresidenta primera, Carmen Calvo, como la ministra de Exteriores, Arancha González Laya.

Para los analistas, atención al punto al que avanza Pedro Sánchez en la que es sin duda su primera encrucijada política de calado desde que llegó a La Momcloa. O gira hacia el centro izquierda de verdad o lleva directamente a España a un abismo sectario y cravista de la mano de Pablo Iglesias, una alianza que ha gestionado hasta ahora al margen del propio Consejo de Ministros, sus ministros, el Gobierno e incluso su relación con la Corona.

No se debe olvidar que los líderes europeos están muy atentos a la silla final que escoja Pedro Sánchez, la de la moderación o la de la radicalidad de un modelo chavista que es incompatible con las instituciones democráticas de la Unión Europea.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS