FRANKENSTEIN II

Rufián insta a Iglesias y Sánchez al pacto para evitar nuevas elecciones

¿Coalición con Unidas Podemos o elecciones? Pedro Sánchez ya no podrá responsabilizar a Pablo Iglesias. La Moncloa pidió el apoyo de Partido Popular y Ciudadanos pero sin abrir ninguna negociación.
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
Un martes 23 con menos tensión en el Congreso de los Diputados pero con la misma cuestión acuciante y un marco de dramatismo político y económico. Si no hay pacto de coalición entre PSOE y Unidas Podemos, habrá nuevas elecciones generales el 10 de noviembre. No se vislumbra otra salida.

Atención a las cuestiones que han aflorado.

a) Para los votantes que dieron su apoyo al PSOE sólo hay una izquierda, la izquierda socialista o socialdemócrata, la que acuñaron Felipe González y Alfonso Guerra.

b) Unidas Podemos aparece ahora claramente como la extrema izquierda, la izquierda neocomunista y antisistema, la izquierda anticapitalista.

c) En el PSOE hay resistencia a la coalición que impulsó Pedro Sánchez con Pablo Iglesias y ahora frenó en medio de un clima de desconcierto. Felipe González, cuando perdió, nunca buscó el apoyo de Izquierda Unida (integrada hoy en Unidas Podemos). El sector socialdemócrata del PSOE cree que se hubiera debido negociar desde primera hora la abstención de Partido Popular y Ciudadanos. Había un margen de maniobra de establecer un consenso sobre el nuevo ciclo de presupuestos. Pedro Pedro Sánchez no quiso dar ese paso, no lo contempla, y no lo hará.

d) Para Pablo Iglesias es un momento crucial. Apoyó a Pedro Sánchez en la moción de censura, avanzó en una relación sólida, e incluso dio un paso atrás para no ser un obstáculo en la formación de la coalición. Por lo que ahora no piensa ceder y exige pleno protagonismo en un momento decisivo de pugna por el liderazg de la izquierda radical. 



La jornada del martes 23

El debate de investidura se reanudó con las intervenciones de los portavoces de Esquerra Republicana, PNV, Grupo Mixto y PSOE. Al término de sus votaciones, la primera votación.

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, recriminó a Pedro Sánchez su intervención en la que ignoró sus eventuales apoyos para dirigirse al Partido Popular y Ciudadanos. "Usted no tiene la mayoría absoluta, ¿qué hace pidiendo la abstención a la derecha?, le ha espetado, para añadir a continuación que "o bien usted es un irresponsable, o bien quiere ir a elecciones".

Acusó a Sánchez de actuar sin que se correspondan sus palabras, que piden diálogo, con los gestos, que transmiten veto, y le emplazó a enarbolar "una responsabilidad histórica", porque si llama a votar otra vez a los electores otra vez en noviembre "se equivoca".

"Si con estas mayorías que tenemos no somos capaces de dar respuestas a los enormes retos políticos que tenemos, nos merecemos que los hijos de Aznar y Don Pelayo nos pasen por encima", apuntó Rufián. "De ustedes depende", ha proseguido, "dirigiéndose tanto a los escaños del PSOE como de Podemos".

Rufián emplazó a los grupos de izquierda a entenderse y a hacer política. "¿Qué quiere usted, qué PSOE quiere ser? ¿Será usted el Sánchez del "no es no", o será el del "no a Iglesias?", apuntó indicando que hay dos PSOEs, uno de izquierda y otros de derecha. "Sean conscientes del enorme esfuerzo de responsabilidad y generosidad que está haciendo el grupo republicano, porque les puedo asegurar que el estómago nos pide otra cosa".

Rufián también se ha referido a los presos del procés. "¿Creen que metiéndolos en la cárcel van a solucionar algo. Les estamos dando la oportunidad histórica de llamar a la palabra frente al odio. Retornemos a la política a algo que nunca debió salir".

En las últimas intervenciones de este martes, Aitor Esteban (PNV), Laura Borràs (Junts), Mertxe Aizpurua (EH Bildu), Ana Oramas (Coalición Canaria), Sergio Sayas (Unión del Pueblo Navarro), Joan Baldoví (Compromís) y José María Mazón (Partido Regionalista de Cantabria). La última intervención de la segunda jornada del debate de investidura la protagoniza la portavoz del Grupo Socialista, Adriana Lastra.

Tras los debates de los portavoces con Pedro Sánchez, se procede a la votación, que se hace por llamamiento y cada diputado se pone en pie para proclamar su voto, lo que lleva su tiempo. La hora en que se anuncie el resultado marca el Pleno que habrá que celebrarse 48 horas en caso de que Pedro Sánchez no logre la mayoría absoluta (176 diputados) que se requiere en el primer intento.

En este martes, caras serias, ambiente de cansancio, y una fuerte incertidumbre,

 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS