LA NORMALIDAD

Fin al uso obligatorio de mascarillas en interiores a partir de Semana Santa

Las mascarillas en interiores dejarán de ser obligatorias. (Foto: Envato)
Las mascarillas en interiores dejarán de ser obligatorias. (Foto: Envato)
Seguiría siendo obligatoria para trabajadores y visitantes de centros asistenciales y para las personas ingresadas cuando estén en espacios compartidos fuera de su habitación.
Los expertos del Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas proponen poner fin al uso obligatorio de mascarillas en interiores.Será a partir de Semana Santa aunque habrá ciertos lugares que tendrán que seguir con ellas. Tales como hospitales, residencias y transporte público. 

En este caso, la mascarilla, principal herramienta contra el COVID-19 en más de dos años de pandemia, seguiría siendo obligatoria para trabajadores y visitantes de centros asistenciales y para las personas ingresadas cuando estén en espacios compartidos fuera de su habitación. 

Según el borrador, también se continuará exigiendo a empleados y visitas en las zonas compartidas de centros sociosanitarios y a los usuarios del transporte público.

Por otro lado, el mismo escrito apuesta por retirar la protección respiratoria en el ámbito escolar, aunque sí recomienda usarla a la población vulnerable, concretamente, cuando tenga que estar mucho tiempo con otras personas a menos de 1,5 metros. De este modo, los técnicos hablan de un "uso responsable de la mascarilla" también para profesores con factores de vulnerabilidad. 

Los técnicos de Sanidad también aconsejan su empleo en aquellos puestos de trabajo en lo que no haya buena ventilación o poca distancia entre compañeros de trabajo, en espacios cerrados donde pueda haber aglomeraciones, como en centros comerciales, supermercados o tiendas; y en otros establecimientos donde pasamos mucho tiempo: cines, teatros, museos, bares, restaurante...

Con todo, la Ponencia ha vuelto a subrayar la eficacia de las mascarillas para reducir el riesgo de transmisión de todo tipo de virus respiratorios al reducir los aerosoles que emitimos al respirar, hablar, gritar, toser o estornudar.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS