ILLA EN PRIMER PLANO

Las incógnitas del impacto del voto por correo y una alta abstención

Salvador Illa, el candidato mejor valorado en todas las encuestas. (Foto. PSC)
Salvador Illa, el candidato mejor valorado en todas las encuestas. (Foto. PSC)
Cataluña se juega en las urnas superar una larga década de fractura política, económica y social. Unos comicios autonómicos que tendrán consecuencias para la estabilidad del Gobierno y el futuro de Pablo Casado y el Partido Popular.
Salvador Illa en primer plano. Valorado en todas las encuestas como el mejor candidato para abrir un profundo periodo de reencuentro, sosiego y poner fin al proceso de decadencia en Cataluña.

Pero a la vez, fuertes interrogantes en este 14 de febrero en Cataluña:

1. ¿Qué importancia puede tener el voto por correo en el resultado?

2, ¿A qué partidos puede beneficiar y perjudicar la abstención?

3. El resultado electoral tendrá consecuencias para el Gobierno. Podría incluso abrir una ruptura entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

4. Pablo Casado anuló toda su agenda para vivir con total intensidad y prioridad la campaña electoral en Cataluña. Si el Partido Popular es barrido por Vox (con la posibilidad incluso de quedar fuera del Parlamento de Cataluña), se producirá el final del liderazgo de Pablo Casado y su equipo y se abrirá en el partido un proceso de refundación.

5. Ciudadanos es en la actualidad el primer partido en número de escaños y votos en Cataluña. Inés Arrimadas puede ser duramente castigada por ni siquiera haber intentado presentarse a la sesión de investidura. Podría abrirse el desmoronamiento de este partido que nació en Cataluña inicialmente a través de InternetQuedaría igualmente comprometida su proyección nacional como partido de centro, liberal y laico.



El voto por correo para el 14-F en Cataluña ha alcanzado la cifra más alta desde las primeras elecciones autonómicas de 1980, con más de 284.000 sufragios emitidos por este sistema, lo que representa además un aumento del 277 % con respecto a los comicios de 2017.

Se trata de una cifra récord, la más alta en la historia reciente de la democracia desde las primeras autonómicas de 1980 tras la aprobación del Estatuto de Cataluña de 1979.

Los solicitudes presentadas para votar por correo dentro de los plazos establecidos ha ascendido a 284.706. Sl plazo para votar finalizó el viernes a las 14:00 horas, después de que la Junta Electoral Central ampliara el periodo.

El voto por correo representa el 5,3 % del censo total de electores, frente al 1,48 % de 2017, comicios en el que votaron por correo 78.872 personas. Por contra, el voto de los ciudadanos residentes en el extranjero, inscritos en el Censo Electoral de los Residentes Ausentes (CERA), ha sufrido una caída destacable y, según los últimos datos, han votado un total de 15.852 ciudadanos, frente a los 39.521 de las elecciones del 21 de diciembre de 2017.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS