LLAMADA DE LA ONU

Richard Gere se vuelca en la ayuda a los refugiados del Open Arms

Richard Gere subió cargado de víveres al Open Arms, el barco de ayuda humanitaria. (Foto: Antena 3)
Richard Gere subió cargado de víveres al Open Arms, el barco de ayuda humanitaria. (Foto: Antena 3)
Muy delicada situación a bordo del "Open Arms". Ha rescatado en la madrugada del sábado en aguas internacionales en el Mediterráneo a 39 personas. Se suman a las 121 que ya estaban en el barco.
"Tras el rescate de hace unas horas ahora Malta solo accede a llevar a tierra 39 personas. Su negativa a desembarcar las otras 121 personas que llevan 9 días a bordo. Esto ha generado un serio problema de seguridad a bordo. El nivel de ansiedad de estas personas es insostenible", el tuit de Óscar Camps, el fundador de la ONG española Open Arms.



El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) ha instado a los países del sur de Europa a autorizar el desembarco de los migrantes y refugiados a bordo del Open Arms. Supone una llamada directa a España, Italia y Malta.

El viernes el barco recibió la visita del actor estadounidense Richard Gere, casado con la empresaria española Alejandra Silva. Llevó provisiones para los inmigrantes y la tripulación. El Open Arms espera desde la semana pasada. cerca de Lampedusa, en aguas internacionales, a que se le asigne un puerto seguro para poner a salvo a todos los migrantes y refugiados.

El llamamiento de Richard Gere

Richard Gere criticó  en Lampedusa la ley antiinmigración del ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini, que impone multas a ONG que salvan vidas en el mar. Pidió acoger a los migrantes que llegan a Europa y acumulan "historias de mucho sufrimiento".

Explicó que decidió visitar la embarcación el viernes y llevar provisiones para los inmigrantes y la tripulación de forma espontánea, sin que nadie le llamara. Lo hizo como gesto de apoyo "a unas personas que no son inmigrantes, sino refugiados".

"Nadie me dijo que viniera. Vine de forma espontánea. Estaba pasando las vacaciones con mi familia cerca de Roma y después de que se aprobara el decreto ley antiinmigración, una ley que nadie se podía creer, decidí visitar el barco de Open Arms, que conocí hace unos años en Barcelona", señaló.

Lamentó que exista "una cierta paranoia generalizada, un temor a ayudar al extranjero", e insistió en que estas personas "no son inmigrantes, sino que son refugiados". Describió cómo prácticamente todas las mujeres que están en el barco han sido "violadas y torturadas repetidamente" en Libia.

Señaló que a bordo del Open Arms hay "una familia de mujeres, abuela, madre y nietas", que han huido de su país de origen, sufriendo torturas, para buscar un futuro mejor en Europa. "Siempre estarán marcadas psicológicamente por estas tragedias, seguro que sí, pero sus vidas continuarán", subrayó Richard Gere.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS